02 de abril de 2019
02.04.2019

El 50% de los titulados universitarios en Oviedo trabajan al año de acabar la carrera

Los estudios de ingeniería, clásicos y románicos y de turismo tienen más salida, frente a otros como la biología y lenguas

02.04.2019 | 14:06

El 50 por ciento de los egresados en la Universidad de Oviedo trabajan al año de acabar la carrera, y la mayoría de ellos en labores relacionadas con los estudios que han cursado. Muchos también lejos de Asturias e incluso en el extranjero. Los resultados son en general buenos, aunque varían según las titulaciones y no son comparables con los de otras universidades al utilizar ítems propios. 

Estos son algunos de los datos que este mediodía han presentado la vicerrectora de Acción Transversal y Cooperación con la Empresa, Eugenia Suárez Serrano, y la directora de Área de Calidad y Agenda 2030, Pilar González Torre, quienes han explicado el ingente trabajo de análisis de calidad de las titulaciones de la Universidad de Oviedo. Ambas matizaron que los resultados responden a una encuesta y que, en general, permiten confirmar que el porcentaje de graduados que empiezan a trabajador al año de acabar es elevado, aunque varía según las titulaciones.

Entre los encuestados es mayor la tasa de empleabilidad en titulaciones como ingenierías, estudios clásicos y románicos y estudios de turismo, género y diversidad. En el extremo opuesto se sitúan bioligía, ingeniería química industrial y lenguas.

El informe recoge también indicadores de rendimiento académico, con una proporción de créditos aprobados del total de matriculados del 75 por ciento y del 85 por ciento entre créditos aprobados y presentados. Estas tasas son más elevadas en los estudios de máster y en las titulaciones de ciencias de la salud, frente a las ingenierías, que aunque han progresado, siguen presentando niveles de rendimiento inferiores al resto de ramas de conocimiento.

Otro de los parámetros que se analiza es el del abandono, distinguiendo entre los forzosos, los voluntarios y los que en realidad suponen un cambio de estudios dentro de la misma rama. Los datos revelan una tasa de abandono de 35,2 por ciento. Pero Suárez Serrano matizó que el 18 por ciento se explica por el abandono forzoso que provoca no llegar a la aprobación de créditos, y otros 11,8 por ciento al cambio de titulo a realizar, con lo que la cifra de abandono real se queda en el 5,3 por ciento. En los másteres la tasa de abandono no alcanza el 5%.

El informe de la Universidad de Oviedo incluye también los datos de la Encuesta General de Enseñanza, en la que se refleja que la satisfacción global media del estudiantado es de 7,5 sobre 10. Lo más valorado por los estudiantes es el ítem "dominio de la asignatura" con una nota media de 8,5. La nota más baja se recoge en el apartado "utilidad de la formación", y aún así es de un 7,3.

El profesorado también ha dado su opinión, con una nota media de satisfacción de 7,8 sobre 10. El aspecto mejor valorado ha sido el sistema de evaluación, con un 9,5, mientras que el ítem con peor valoración ha sido el de los conocimientos previos de los alumnos y su actitud ante las asignaturas, con una nota media de 7.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído