"No queremos que la educación siga siendo moneda de cambio de los políticos". Este fue el grito de protesta que lanzaron ayer estudiantes de la Universidad de Oviedo dada la proximidad de las elecciones generales y autonómicas. Las Asambleas Abiertas, en colaboración con el Consejo de Estudiantes, realizarán el próximo martes, día 9, de 10 a 18 horas, una consulta en las facultades asturianas para dar voz a los alumnos. Los universitarios aspiran a conseguir la gratuidad de las matrículas -el próximo curso se aplicará una rebaja del 25%-, mejorar el transporte público o aumentar la financiación de los grupos de investigación, entre otros retos. La iniciativa lleva por título "Van a escuchanos" y culminará el día 11 con un debate en el campus del Milán, en el que participarán alumnos, investigadores y representantes de los partidos de la Junta del Principado.