Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diseñan una aplicación para que los padres controlen en tiempo real el bus escolar

Dos colegios de la región implantarán un chat para que las familias dejen de preocuparse y sepan, por ejemplo, si el autocar llega tarde

Diseñan una aplicación para que los padres controlen en tiempo real el bus escolar

"¡Hola! ¿El autobús llegará puntual a la parada? Hay mucho tráfico...". "¿A alguien le falta un jersey rojo? Lo dejaron olvidado en el asiento número 15". "Hoy mi hijo Juan bajará en la calle Uría; lo recogerá su abuelo".

Son tres ejemplos de la aplicación móvil sobre transporte escolar que los colegios Santa María del Naranco de Oviedo y Montedeva de Gijón pondrán en marcha el curso que viene. La novedosa herramienta incluye hasta un chat y, según explica la dirección de los centros, surgió "de la propia necesidad de los padres": "Cuánto falta para que llegue el autobús, por qué viene con retraso, habrá pasado algo o podré variar la ruta son preguntas que se hacen a diario las familias que usan el servicio de transporte".

Con "AV-BUS", como así se llama la aplicación inspirada en modelos que funcionan con éxito en Madrid o Barcelona, se acaban por tanto las preocupaciones. "Y se fomenta la conciliación de la vida familiar con la laboral", agrega el director del colegio Montedeva, Miguel Marcos.

En la actualidad, los dos centros que la empresa Alter Vía gestiona en Asturias cuentan con unos 3.000 alumnos. Casi un tercio de ellos, sobre 900, utilizan el transporte escolar. Y algunos de sus usuarios, fundamentalmente de Educación Infantil y Primaria -el horario es partido-, pueden realizar al día cuatro viajes al volver a casa a comer. En total operan veinte autobuses: catorce en Oviedo y seis en Gijón. Estas cifras dan una idea del volumen del servicio, en auge en los últimos tiempos. La aplicación, remarca Miguel Marcos, se inspiró en otras existentes en España pero la asturiana se hizo "a la carta".

"No sólo damos respuesta a las preocupaciones de los padres, sino que también mejoramos la seguridad de los niños y proporcionamos información en tiempo real de las rutas", asegura. ¿Cómo? Los autobuses estarán en todo momento geolocalizados, de forma que las familias podrán ver en la pantalla de su móvil por dónde va el autocar. La herramienta incluye además un chat a través del cual los padres podrán enviar y recibir todo tipo de notificaciones: desde el tiempo estimado de llegada del bus a la parada hasta el aviso de un cambio de ruta por obras en la carretera.

"En el colegio es frecuente oír: 'Oye que salgo tarde de trabajar, va el güelo a buscar al niño a otra parada'. Eso que ahora puede ser un quebradero de cabeza para las familias, a partir del año que viene no lo será, porque sólo tendrán que enviar un mensaje al colegio a través de la aplicación", comenta Miguel Marcos. "También podremos notificar, por ejemplo, que el autobús llegará tarde porque hay un accidente", agrega. Cada vehículo estará dotado de un dispositivo móvil, que gestionará el monitor de cada ruta y que compartirá a su vez toda la información con el centro educativo.

Los profesores aseguran que hoy en día "una de las principales preocupaciones de las familias es la generada por el servicio de transporte". De ahí que se optase por implantar una aplicación móvil. "Estamos seguros de que con ella aportaremos una mejora sustancial a la experiencia diaria de las familias usuarias del transporte en los desplazamientos de sus hijos al colegio", manifiestan. Tanto Santa María del Naranco como Montedeva están a las afueras de Oviedo y Gijón. Ambos centros son referentes en innovación educativa y fueron los primeros de España en prohibir el uso en el aula de los relojes espía, pulseras que permiten a los padres escuchar a los niños y a todas las personas que les rodean sin que ellos se enteren activando remotamente el micrófono.

Compartir el artículo

stats