Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SALOMÉ ÁLVAREZ RODRÍGUEZ | Presidenta de la Asociación de Matronas del Principado de Asturias (Apromap)

"La mujer necesita más apoyo en el posparto, con muchos cambios en las vidas de las familias"

"Se avecina un mayor problema de escasez de matronas, porque las jubilaciones que se prevén serán superiores a los profesionales que se forman"

Salomé Álvarez Rodríguez, en Oviedo. IRMA COLLÍN

Salomé Álvarez Rodríguez preside desde 2015 la Asociación Profesional de Matronas del Principado (Apromap). Estudió Enfermería en la Universidad Pontificia de Salamanca. Con ocasión del Día Mundial de la Matrona, que se celebra hoy, reclama a las autoridades sanitarias "que tengan en cuenta todas las competencias para las que estamos formadas y nos permitan desarrollarlas".

- ¿Cómo ha evolucionado el papel de las matronas?

-Nuestra profesión fue relegada al control del embarazo y el parto durante mucho tiempo, debido a la escasez de profesionales de matrona durante años. Una vez desarrollada la especialidad de enfermería obstétrico-ginecológica, su programa formativo recoge todas las competencias para las que nos capacita la especialidad, pero el desarrollo de las mismas está siendo un camino muy largo. Precisamente, la reclamación de estas competencias y el reconocimiento social de las mismas son una de las labores fundamentales de las asociaciones profesionales de matronas.

- ¿Cuál es su papel actual?

-Aunque fundamentalmente seguimos estando vinculadas al embarazo y parto, poco a poco se están reconociendo esas competencias para las que estamos específicamente formadas. Somos profesionales de referencia en el cuidado de la salud sexual y reproductiva en el ciclo vital de la mujer, lo que nos permite acompañarlas desde la adolescencia. Pero no solo a las mujeres, sino a la comunidad en general, puesto que temas como la sexualidad y la planificación familiar incumben a toda la población. Cada vez son más las comunidades autónomas que están reconociendo y ampliando el campo competencial de la profesión.

- ¿Cuál es la situación del sector en Asturias?

-En Asturias aún estamos a la cola de esa lista de comunidades que están readaptando el campo de actuación de la matrona. Aunque es cierto que en los últimos años se han dado algunos pasos en esta línea. En la actualidad hay centros donde las matronas están presentes en los servicios de urgencias gineco-obstétricas, se está empezando a materializar el proyecto para dotar con matronas las plantas de hospitalización de obstetricia, se está haciendo detección de cáncer de cérvix y estamos muy presentes en la nueva guía de atención en planificación familiar. La calidad asistencial y la seguridad del paciente aumenta mucho cuando son los profesionales específicamente preparados para ello los que lo atienden. Esto redunda en la eficiencia del sistema, que es algo fundamental en los tiempos que corren.

- ¿Hay suficientes matronas en la sanidad pública?

-Rotundamente, no. No tenemos suficientes matronas para todo lo que podemos hacer porque hay muchos puestos aún sin reconocer, y además la ratio matrona-mujer no es la adecuada. Pero tenemos otro problema que se avecina en pocos años y será la escasez de profesionales, puesto que el número de jubilaciones que se prevén a nivel nacional en los próximos años es superior al número de matronas que se forman anualmente. Por eso desde la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) se está empezando a debatir este tema con el Ministerio de Sanidad. Creemos que deberían aumentar el número de plazas ofertadas anualmente para realizar la especialidad.

- ¿Está masculinizándose la profesión? ¿Eso es positivo o negativo?

-Nuestra profesión es tradicionalmente femenina, pero hay hombres en ella, y son grandes profesionales. No creo que sea ni buena ni mala la distribución de sexos en nuestra profesión. Por suerte creo que los que lo hacemos tenemos una gran vocación y nos gusta mucho, y eso importa más allá del género.

- ¿Es usted partidaria de desmedicalizar los embarazos y los partos?

-Entiendo que por desmedicalizarlos nos referimos a una disminución del intervencionismo cuando no es necesario. Sin duda, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la guía de buenas prácticas del Ministerio, ese es el camino a seguir: una atención adecuada al embarazo y parto en base a la mejor evidencia científica disponible.

- ¿Cómo ha visto el caso de la mujer obligada a ingresar en el HUCA para dar a luz?

-Entiendo que es un caso mediático, pero poco puedo decir al respecto. Las guías de actuación clínica y los protocolos que sigue la sanidad española basada únicamente en evidencia científica están publicados y todo el mundo puede acceder. Después, que cada cual saque sus conclusiones. Como es bien conocido, el caso está en manos de la justicia, y para bien o para mal no se trata de lo que opinemos unos cuantos, sino de lo que la ley diga al respecto.

- ¿Es usted partidaria del parto en casa? ¿Piensa que debería extenderse más esta costumbre?

-Creo que costumbre no es la palabra adecuada, es una opción. Existen países en los que está regulado y se ofrece dentro de la sanidad pública. No es el caso de España, pero sí se puede hacer como opción privada, ajustándose siempre a criterios de bajo riesgo, previamente estipulados, que hagan de esta posibilidad una opción segura.

- A día de hoy, ¿perviven mitos sobre el embarazo y el parto? ¿Surgen mitos nuevos?

-En torno a esta etapa de la vida siguen existiendo mitos y mucha cultura popular al respecto. A esto hay que sumarle que vivimos en la era de la información a golpe de clic a través de un ordenador. Pero hay que asegurarse siempre que las fuentes de esa información sean profesionales sanitarios, con la formación adecuada y que basan sus recomendaciones en la mejor evidencia científica.

- ¿En qué aspectos puede mejorar la atención a las embarazadas en Asturias?

-El control de las embarazadas en cuanto a pruebas diagnósticas y seguimiento de las mismas está realizándose de la forma adecuada según los últimos protocolos. Sí creo que podría mejorar la atención en el posparto, etapa de múltiples cambios en las vidas de las familias, que necesitarían tener un apoyo más intenso para adaptarse a ellos.

- ¿Lactancia materna?

-Tenemos cifras aún bajas en nuestra comunidad de lactancia materna exclusiva en los seis primeros meses de vida del recién nacido, como dice la recomendación de la OMS. El establecimiento y mantenimiento de la lactancia puede ser complicada en algunos casos si no existe un profesional que pueda ayudar y resolver problemas durante este proceso, condicionando la pérdida de la misma.

- ¿Qué reclaman las matronas con motivo de su Día Mundial?

-Este año, el lema propuesto por la Confederación Internacional de Matronas (ICM) es "Matronas defensoras de los derechos de la mujer". Así que también en ese sentido seguiremos trabajando y luchando. Principalmente queremos que la población nos conozca y sepa todo lo que podemos ofrecerles. A los responsables de los servicios de Salud, les pedimos que tengan en cuenta todas las competencias para las que estamos formadas y nos permitan desarrollarlas.

Compartir el artículo

stats