14 de mayo de 2019
14.05.2019

Germán Ojeda: "Asturias no está muerta, está construyendo un nuevo futuro"

El profesor de Historia Económica presenta "Patrias queridas", una síntesis de sus estudios sobre el Principado, España e Iberoamérica

14.05.2019 | 01:08
De izquierda a derecha, Pedro de Silva, Germán Ojeda, Antonio G. Santesmases, Santiago García Granda y Roberto Sánchez Ramos, momentos antes del inicio del acto, en el aula Severo Ochoa del edificio histórico de la Universidad de Oviedo.

"Asturias no está muerta, está construyendo un nuevo futuro gracias al largo capital laboral y empresarial acumulado en los dos últimos siglos", afirmó ayer Germán Ojeda, profesor de Historia Económica de la Universidad de Oviedo, en la presentación de su libro "Patrias queridas".

El acto fue conducido por el Rector, Santiago García Granda, y se desarrolló en el aula Severo Ochoa del edificio histórico de la Universidad de Oviedo, ante un público en el que se combinaban alumnos del profesor Ojeda con viejos amigos de este prolífico colaborador de LA NUEVA ESPAÑA. Entre el público estaban, entre otros rostros conocidos, el eurodiputado socialista Jonás Fernández; José Girón, catedrático emérito de Historia Contemporánea; y el exportavoz de Podemos en la Junta, Emilio León.

Con el título, "Patrias queridas", el autor del libro alude a los tres grandes capítulos en los que se divide el libro: Asturias, España e Iberoamérica. Editado por Trea, el volumen recoge una recopilación de artículos de opinión (muchos de ellos publicados en este periódico), resúmenes de conferencias y análisis de coyuntura fruto de su labor investigadora.

Germán Ojeda puso de relieve que los principales maestros que le han inspirado en su largo recorrido como investigador y docente han sido "los profesores del famoso 'Grupo de Oviedo' y el gran Jovellanos". Asimismo, aprovechó su intervención para realizar un somero repaso a la historia reciente de la región: "En estos dos últimos siglos hemos aprendido a trabajar en talleres y en pozos, a fabricar de todo, a comerciar con todos...".

Como consecuencia, prosiguió Ojeda, "Asturias está, en términos relativos, bien preparada para abordar esa transición a la nueva época histórica que estamos iniciando". Acto seguido, lanzó una proclama optimista que seguramente fue muy bien recibida por los integrantes del público más jóvenes: "Hay que relativizar el pesimismo y meterle perspectiva histórica para saber dónde estamos".

El filósofo y político madrileño Antonio García Santesmases es el autor del prólogo del libro, y ayer participó en la presentación. A su juicio, "Patrias queridas" tiene, entre otras, la virtud de "reflejar muy bien la trayectoria académica del profesor Germán Ojeda, que es un auténtico militante por el conocimiento de la historia, de la biografía de la Asturias contemporánea, con sus luces y sus sombras, todo un legado de esa Asturias republicana, institucionista, ilustrada, liberal, de Jovellanos, de lo que significó el sindicalismo minero, de lo que significa buscar hoy un desarrollo sostenible...".

Santesmases destacó el simbolismo del título del primer capítulo, "De la Siberia de España al Paraíso Natural". "Hay muchas reflexiones en el libro, unas remiten al 98, otras a Jovellanos, otras a Clarín, otras al hijo de Clarín, rector fusilado, otras a lo que significó Octubre del 34...".

El expresidente del Principado Pedro de Silva indicó que, para él, Germán Ojeda es "uno de los no muchos profesores universitarios a los que suelo llamar 'profesor'". De Silva evocó el día en que conoció al autor del libro, "en un encuentro público, quizás en la Universidad, siendo yo candidato, creo, a diputado a Cortes, en cuyo caso sería hacia 1979. Yo era joven pero él más aun, y encima alardeaba de su tradicional aspecto adolescente".

La lectura que Pedro de Silva hace de "Patrias queridas" ofrece como conclusión un cóctel de pensamientos "expresados en una dimensión, por así decir, radical, con vehemencia, con filo, con arrojo, con frecuencia demasiado para el gusto de los prudentes, pero siempre con vigor y buen soporte argumental". "A veces -continuó el expresidente de Asturias- "hay que encontrar la ponderación, el equilibrio propiamente profesoral, en su fondo, bajo el aparato escénico y el ramaje del radicalismo".

El concejal del Ayuntamiento de Oviedo Roberto Sánchez Ramos describió a Ojeda como "llanisco, asturiano, español, cubano, venezolano, argentino, bolivariano... Y añadió: "Es hijo de esta Universidad, la de Oviedo, que, entre otras, tiene una referencia académica en el siglo XIX, en aquel movimiento cultural, y de renovación pedagógica de gran calado y aliento que se llamó y se llama Extensión Universitaria, que este año cumple 121...".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído