14 de mayo de 2019
14.05.2019

La Universidad marca la senda justa

La institución académica asturiana recibe el reconocimiento por el consumo de productos sostenibles y su estrategia de cooperación

14.05.2019 | 01:08

En el contrato de adjudicación del servicio de cafetería de la Universidad de Oviedo existe una cláusula que indica que en esas cafeterías debe haber productos de comercio justo. Lo mismo pasa con las máquinas de bebida y comida que se distribuyen por los distintos aularios. Cuando la institución académica asturiana organiza algún evento y tiene que servir un café o cualquier otro alimento suele tirar de productos de comercio justo.

Este empeño, y otras iniciativas más académicas, ha llevado a que la Universidad de Oviedo sea una de las diez únicas de España que tienen el sello de "Universidad por el comercio justo". El reconocimiento lo recogió ayer el rector, Santiago García Granda, de la mano de la representante de la Fundación Ideas Comercio Justo, Eva María Vicente Morales.

"La Universidad de Oviedo aprobó el pasado 8 de mayo una declaración de apoyo al comercio justo, pero antes ya había hecho muchas cosas como las doce actividades de sensibilización o la creación del foro de voces por Iberoamérica", detalló Vicente Morales. Estos aspectos "demuestran ampliamente", en opinión de la representante de la fundación que concede el reconocimiento, que la Universidad asturiana "pone en el centro de sus intereses a las personas y la producción sostenible y apuesta por unas condiciones dignas en lo laboral, de no explotación infantil, de equidad y de respeto al medio ambiente".

El Rector recogió el guante y el diploma y se comprometió a que la institución siga trabajando "en una dirección en la que cree toda la comunidad educativa". A juicio de García Granda, la sostenibilidad y el comercio justo "es la línea de trabajo que nos lleva al único porvenir posible".

Un ejemplo es la primera Semana Solidaria organizada por la Universidad de Oviedo, inaugurada ayer, en el marco de la cual fue entregado el reconocimiento. Una cita que, en palabras del Rector, nace con vocación de permanencia en el tiempo.

La jornada de ayer comenzó con una mesa redonda sobre buenas prácticas en cooperación al desarrollo, en la que el vicerrector de Extensión Universitaria y Proyección Internacional, Francisco Borge, explicó que la Universidad de Oviedo ha emprendido el camino de la cooperación "porque es consciente de la responsabilidad altísima que tiene en la sociedad" y no solo en la docencia sino "en la educación en valores", tanto desde las aulas como en actividades extraacadémicas.

Francisco Borge detalló las iniciativas puestas en marcha por la Universidad, entre las que destacó el Foro de Voces por Iberoamérica, la Cátedra de Gobernanza Global Humanitaria y el Observatorio Español de Derecho a la Alimentación, impulsado por tres universidades españolas, entre ellas la de Oviedo. El vicerrector Borge habló también de la necesidad de colaboración entre instituciones y organizaciones, lo hizo en presencia de la concejala de Atención a las Personas del Ayuntamiento de Oviedo, Marisa Ponga; el director de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, Francisco Villaverde, y la presidenta de la Coordinadora de ONGD del Principado de Asturias, Noemí Rodríguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook