27 de mayo de 2019
27.05.2019
PODEMOS

La candidatura de Gil (Podemos) pierde la mitad de sus votantes y culpa a una "tendencia adversa"

La podemista afirma que "no falló nada" en su campaña, pero critica que "muchos vieron estos comicios como una segunda vuelta nacional"

27.05.2019 | 04:32
Por la izquierda, Rafa Palacios, número 4 de la lista de Podemos en Asturias, Daniel Ripa y Lorena Gil.

"Así no vamos a ningún lado". Con esta frase resumía anoche un militante de Podemos Asturias el resultado electoral vivido por esta formación política en el Principado. La lista encabezada por Lorena Gil consiguió poco más de 55.000 votos, que le garantizan cuatro asientos en el Pleno de la Junta General del Principado. Es la mitad que hace cuatro años. Pero, a pesar de todo, en el discurso de anoche de Gil no hubo autocrítica.

"Es un orgullo haber desarrollado una campaña electoral como la que hemos vivido este año. Hemos luchado contra una tendencia nacional adversa que ha hecho que muchos vivan estas elecciones como una segunda vuelta de las generales sin hablar de Asturias. Estos son los resultados menos malos que podíamos obtener", aseguró Gil con un discurso roto por los aplausos de los suyos, que hasta ese momento habían permanecido callados. Y es que en el establecimiento en el que Podemos ubicó su cuartel general reinó durante todo el recuento el pesimismo.

Gil quiso mandar un mensaje al previsible futuro Gobierno liderado por Adrián Barbón, el candidato socialista a la Presidencia del Principado que ganó los comicios de ayer. "El PSOE no tiene mayoría y tiene que saber llegar a acuerdos como lo ha hecho este año cuando le interesaba", sentenció insistiendo en que el grupo parlamentario de Podemos en la Junta "va a seguir luchando" y fijando sus objetivos en tres ejes fundamentales: la eliminación de las listas de espera sanitarias, la educación gratuita y las ayudas a la dependencia. En este sentido la podemista criticó que durante las últimas semanas no se hubiera hablado en ningún momento de "los problemas que hay en Asturias" cuando "estamos viviendo años críticos para el futuro de Asturias y de los que se quieren quedar a vivir y a trabajar en el Principado", argumentó.


Gil -que atendió a los medios arropada por todos sus compañeros de candidatura, incluido el secretario general de Podemos Asturias, Daniel Ripa- fue más que contundente a la hora de valorar los fallos de su campaña. No hubo autocrítica. "No ha fallado absolutamente nada. Hemos contado con una organización de la que estar orgullosos", afirmó. "No nos hemos financiado con los bancos como los demás. A nosotros nos ha dejado el dinero la gente. Hemos vivido de los voluntarios que, con una media de unos 50 años, han venido a nuestra sede a prestar su apoyo", añadió Gil, dedicando buena parte de su discurso a agradecer su trabajo a todos esos simpatizantes y militantes de Podemos que a lo largo de los últimos meses han trabajado por y para el partido. "Que tengan en cuenta que vamos a seguir luchando y que vamos a seguir aportando la ilusión y las ganas que hemos aportado estos años en la Junta General del Principado", sentenció.

La pérdida de apoyos electorales vivida por Podemos Asturias hace que el partido pase de ser la tercera a la cuarta fuerza política, por detrás del PSOE de Adrián Barbón, el PP de Teresa Mallada y el grupo de Ciudadanos liderado por Juan Vázquez. Lo que sí va a tener Podemos es llave en el Gobierno siempre y cuando Barbón acuda a ellos para sumar los diputados que necesita para llegar a la mayoría absoluta.

La caída de Podemos a nivel regional llegó ayer acompañada de otra bajada importante a nivel local en varias agrupaciones, pero que se rompió a nivel nacional en donde -en los comicios europeos- la formación liderada por Pablo Iglesias consiguió una de las pocas alegrías de la noche con el aumento de un eurodiputado para los morados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook