27 de mayo de 2019
27.05.2019

Carmena pierde Madrid y Colau deja de árbitro al PSC al empatar con ERC

El PSOE supera el 29% de votos en el conjunto de España, seguido del PP, con el 22,3%, muy por encima del 8,3% que suma Ciudadanos

27.05.2019 | 04:31

El PSOE fue el gran ganador de las elecciones municipales de ayer en el conjunto de España con un 29,27% de los votos al 99,65% escrutado. O lo que es lo mismo con 6.646.078 de votos, que le han valido al menos 22.324 concejales. El único otro partido que puede rivalizar con los socialistas es el PP, segundo clasificado, con un 22,24% (5.051.416 de votos) y 20.329 concejales. Los demás partidos juegan en otra liga. Ciudadanos, tercera fuerza, se queda en un 8,25% (1.874.364 de votos) y 2.786, mientras que Unidas Podemos, sin confluencias, se queda en el 1,60% (363.718 votos) y 461 concejales.

Bien es verdad que en el caso de los morados, las confluencias de todo tipo son importantes. Pero ahí es donde ayer el grupo de Pablo Iglesias se llevó el golpe más duro con la pérdida de la alcaldía de Madrid por Manuela Carmena. Con el 99,23% escrutado, la lideresa de Más Madrid -el grupo ante el que Podemos optó por no presentar rival a la poltrona madrileña- se quedó en el 30,95 % de los votos y 19 concejales. Una cifra insuficiente para alcanzar la mayoría absoluta en unión de su único apoyo posible, los ocho concejales del PSOE (13,74%).

Frente a ellos, se alza la posibilidad de un tripartito PP-Cs-Vox apoyado por 30 concejales. El PP fue la segunda fuerza más votada, con 15 ediles y un 24,20% de respaldos, mientras Ciudadanos quedó en tercer lugar con 11 ediles (19,12%). Vox hace su entrada en el Ayuntamiento con cuatro concejales y 123.272 votos (7,62 %). Son cuatro ediles sin los que el PP y Cs no pueden gobernar, por lo que compensan a la formación ultraderechista de una triple cita electoral en la que sus resultados reflejan una notable caída respecto a las generales de abril. En el conjunto de los municipios de España, los de Abascal pesaron ayer 659.265 votos (2,90%), que les valen 530 concejales, pero contrastan poderosamente con los 2.677.173 votos de hace un mes.

Carmena asumió de inmediato su derrota y anunció su retirada de la política. Carmena reconoció que los 40.000 votos a Madrid en Pie -la agrupación de IU más los Anticapitalistas que decidió no respetar la decisión de Unidos Podemos de no concurrir por la capital- han podido tener "incidencia" en su derrota, además de ser insuficientes para rebasar el umbral del 5% exigido en el municipio para conseguir ediles.

"Yo no culpo a nadie, no se me ocurre en absoluto culpar a nadie que haya tomado la alternativa de presentarse a las elecciones, habrán valorado y habrán sido conscientes de los resultados que han podido tener", explicó la exmagistrada sobre la candidatura de Carlos Sánchez Mato, para la que Pablo Iglesias pidió el voto dos días antes del 26-M.

En Barcelona, el árbitro será el PSC. El exconseller Ernest Maragall, que lideraba la candidatura de ERC fue el candidato más votado (21,35%), aunque empató a 10 concejales con la actual alcaldesa y candidata de Barcelona En Comú, Ada Colau (20,71%). De modo que serán los ocho concejales del PSC los que decidirán el sentido del próximo gobierno. La candidatura de Junts per Catalunya logró cinco ediles, lo que significa que su jefe de filas, el exconsejero de Interior, Joaquim Forn, en prisión provisional, tendrá acta de concejal. "El PSC vuelve a la primera línea de la política catalana", afirmó el jefe de filas socialista, Miquel Iceta, mientras Colau se pronunció por un gobierno municipal "amplio, transversal y de izquierdas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído