27 de mayo de 2019
27.05.2019
IU

IU acusa el "efecto arrastre" de Sánchez y cuenta aún menos para un Gobierno en la Junta

La "noche negra" de "la izquierda real", que pierde casi la mitad de sus votos y tres escaños, abre un nuevo tiempo en el partido: "No desapareceremos"

27.05.2019 | 04:32
Ángela Vallina, a la derecha, se abraza a la ya exdiputada María Josefa Miranda.

Había lágrimas ayer en el Llar de la plaza de la Catedral de Oviedo, el local donde se reunieron los militantes de IU para vivir la noche electoral, una "noche negra", como alguno admitió, en la que perdieron casi la mitad de sus votos y tres escaños en la Junta, de forma que son aún menos decisivos para formar Gobierno. "Cuando ellos suben, nosotros bajamos", admitió una militante, refiriéndose a la subida fulgurante del PSOE. "Hemos pasado épocas peores, preparaos para un tránsito por el desierto", encomiaba un viejo comunista a los más jóvenes. Dolía sobre todo la herida de Oviedo: "Pensábamos que nos iba a ir mejor yendo por separado". No fue así, y la derecha se instalará en la Alcaldía.

Para Alejandro Suárez, secretario de organización, el mantenimiento de las mayorías absolutas en concejos como Mieres y Grado era una muestra de que IU se ha consolidado como una fuerza municipalista decisiva en Asturias. O como abundó la candidata autonómica Ángela Vallina: "Cuando en la cercanía se conoce a IU y su trabajo, se le respalda". Si bien IU perdió su antiguo feudo, Castrillón.

La explicación de la debacle era clara. Para Alejandro Suárez, "venimos de un reflujo electoral nacional que nos ha afectado, sobre todo en las grandes ciudades. Para Vallina, ha habido "un efecto arrastre" y una campaña "apelando al miedo". El secretario de IU en Oviedo, Iván Álvarez, negaba que las querellas internas hubiesen influido en el desastre de la capital.

"Estamos acostumbrados a épocas duras, a travesías en el desierto, pero nunca hemos dejado de existir, ni desapareceremos. Vamos a estar en la brecha, vamos a poner los votos que hemos recibido en Asturias al servicio de la estabilidad y de la transformación", fue la invitación de Suárez al victorioso PSOE.

El trabajo de cuatro años en la Junta, se dolía Vallina, no ha servido para revalidar los resultados. Y también apelaba a la responsabilidad del los ganadores de las elecciones para apoyarse en IU: "Somos una fuerza responsable y seria, con dos, cinco o diez diputados". Vallina se abrazaba al final de su comparecencia, pasada ya la medianoche, a la ya exdiputada María Josefa Miranda, que no ha podido revalidar su escaño.

Para IU se abre un nuevo tiempo, un tiempo para definir políticas y quizá introducir cambios en sus cuadros. Pero "tenemos tiempo", indicaba Suárez. Una militante lo explicaba a su manera, pero certeramente: "Ahora empieza el juego de tronos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído