28 de mayo de 2019
28.05.2019

Plan de urgencia para la Senda del Oso: un desbroce y vallas donde murió el ciclista

Los cuatro alcaldes de la ruta inician hoy los trabajos, que se suman a los 39.000 euros que gastará el Principado para reforzar los puentes

28.05.2019 | 01:37
Lugar donde cayó el cicloturista segoviano Julio Martín hace poco más de dos semanas.

Los cuatro alcaldes en funciones de la Senda del Oso, así como tres empresarios, se reunieron en la mañana de ayer para acordar varias medidas urgentes para mejorar la seguridad de la ruta, después de que en el plazo de diez días muriese un cicloturista y sufriese graves lesiones otro usuario que aún continúa ingresado en el HUCA.

Hoy mismo comenzará a desbrozarse toda la Senda, desde Quirós y Teverga hasta Santo Adriano, y en Proaza se instalarán vallas en el punto donde el pasado día 12 se produjo la muerte del cicloturista segoviano Julio Martín. Una reparación general de la Senda será cosa de los nuevos alcaldes que tomen posesión el próximo 15 de junio. El coste de una obra de semejante envergadura podría superar perfectamente los 100.000 euros.

A estos trabajos acordados en la mañana de ayer por los alcaldes, en una reunión celebrada en Proaza, hay que sumar otras mejoras que correrán a cargo del Principado, en concreto el reforzamiento de las vallas de los puentes y pasarelas de la Senda -en 2011, un cicloturista ovetense sufrió graves lesiones al caer desde un puente al ceder la valla-, con un coste de 39.000 euros.

Los alcaldes de la Senda, María Amor Álvarez Ardura (Teverga, la única que repetirá al frente del consistorio), Ramón Fernández (Proaza), José Manuel Muñiz (Santo Adriano) y Ovidio García (Quirós), decidieron reunirse para abordar algún tipo de mejora a raíz del accidente sufrido el pasado martes por un senderista hispano-holandés, Joel, guía de actividades al aire libre, que se precipitó al lecho del río Teverga al ceder la valla en la que se apoyaba junto a su hijo, que pudo agarrarse a un árbol.

Después de este segundo accidente, la cooperativa agraria "El Maeral" presentó al Principado un proyecto para mejorar la seguridad de la polémica ruta, consistente en cambiar las vallas de pino por otras de castaño, con un sistema de anclaje metálico, tanto en la base como en las juntas del vallado. Esta posibilidad de eliminar las vallas de pino, que se pudren a consecuencia de las inclemencias y la falta de mantenimiento, ya fue apuntada en su día por la asociación "Sendas de Asturias", que tenía un proyecto para garantizar el mantenimiento de la ruta que no obtuvo el apoyo de los alcaldes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook