28 de mayo de 2019
28.05.2019

El voto emigrante, con remotas posibilidades de alterar el resultado

Ciudadanos se quedó el domingo a 253 sufragios de obtener un escaño en la circunscripción oriental

28.05.2019 | 01:40

Los resultados de las elecciones autonómicas quedarán hasta mañana pendientes de su oficialización con el recuento del voto emigrante. De los 117.226 asturianos residentes en el extranjero con derecho al voto, únicamente 5.200 habían cumplido el trámite de solicitar o "rogar" el voto, por lo que el escrutinio tiene muy escasas posibilidades de modificar el mapa de la nueva Junta General del Principado.

Lo más próximo a la posibilidad de un cambio, teniendo en cuenta los resultados que dejan las urnas del domingo, son los 253 votos que Ciudadanos tendría que remontar en la circunscripción oriental para arrebatar un diputado al PP. En el Occidente, también fue la formación naranja la que se quedó más cerca de arañar un representante más, pero aquí las opciones son más remotas, toda vez que la diferencia que le separa de su primer escaño es de 552 sufragios frente al PSOE. Aún más improbable será modificar la distribución de los asientos de la demarcación central, donde el último diputado adjudicado dejó fuera a IU, pero se quedó a una cantidad inalcanzable de 2.905 papeletas del PSOE. La cifra de 5.200 es de solicitudes de voto, por lo que no hay garantía de que automáticamente todas ellas vayan a traducirse en sufragios efectivos.

En toda la historia de la reciente democracia asturiana, sólo una vez el voto de los emigrantes alteró el resultado del sufragio presencial en urna. Fue en 2012, cuando el recuento de los sufragios de la Asturias de la diáspora decantó para el PSOE un escaño que el domingo, tras el cierre de las urnas, correspondía a Foro, partido que recurrió el escrutinio definitivo ante los tribunales sin éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído