02 de junio de 2019
02.06.2019

El sector oficial de Podemos Asturias culpa "a Madrid" del batacazo electoral en la región

Varios asistentes al consejo ciudadano aludieron al chalé de Pablo Iglesias, y Lorena Gil concluyó que el "fallo" fue "no asturianizar la campaña"

01.06.2019 | 23:44
Lorena Gil, en el centro de la imagen, ayer durante la reunión del consejo ciudadano de Podemos en Gijón.

Podemos Asturias inició ayer la reflexión sobre el castañazo que se pegó el partido en las elecciones autonómicas y municipales (pasó de 9 a 4 diputados) en una reunión del consejo ciudadano regional, a la que además asistieron representantes de los concejos. En la reunión, que se celebró en Gijón, el sector oficial del partido en Asturias endosó a Madrid el mal resultado regional y, según tres fuentes distintas, la candidata a la Presidencia del Principado, Lorena Gil, llegó a decir que usar la marca Podemos les había perjudicado más que beneficiado. Un extremo que negó un portavoz oficial de Podemos Asturias, matizando que Gil solo señaló que el "fallo" fue "no asturianizar la campaña".

La tesis del desgaste acumulado en los últimos años por la marca Podemos a nivel estatal y que el electorado haya visto las elecciones autonómicas y municipales como una segunda vuelta de las generales se planteó por varios de los integrantes del sector oficial del partido en Asturias, incluyendo a su secretario general, Daniel Ripa. En la reunión hubo alusiones a los errores por batallas internas y, además, varios de los representantes de los concejos hicieron referencia expresa al chalé de Pablo Iglesias como causa del desgaste de Podemos.

Las distintas sensibilidades de Podemos Asturias coinciden en que tras los resultados electorales es necesario abrir un proceso de reflexión. No coinciden en cuanto a los plazos y al cómo. El consejo ciudadano volverá a reunirse previsiblemente la próxima semana. Luego habrá asambleas ciudadanas locales y reuniones con colectivos. Ripa apuntó que lo que procede ahora es escuchar a nivel interno y externo las críticas para mejorar y definir el rumbo político para los próximos cuatro años: "Iniciamos un proceso de reflexión, de escucha activa, que lo queremos llevar a los conceyos, trasladar también a nivel autonómico, para situar cuál es el espacio político que tiene que hacer Podemos como una fuerza que aspira a ganar unas elecciones para gobernar Asturias", señaló el secretario general.

A los críticos con el sector oficial no les vale con que se escuche, quieren que se consulte a las bases y que su opinión sea vinculante. De hecho, ayer solicitaron que se votara en el consejo ciudadano la convocatoria de una Asamblea Ciudadana de Asturias en la que se marque el nuevo rumbo de Podemos en Asturias. Su petición no se atendió.

El debate interno en Podemos llega en un momento en el que también está por ver qué papel va a jugar en el nuevo escenario político asturiano, en el que el PSOE puede apoyarse tanto en ellos como en Ciudadanos. De hecho, el cabeza de lista del partido naranja ya se ha ofrecido a los socialistas para llegar a acuerdos, lo que dejaría fuera de juego a los morados. El candidato socialista, Adrián Barbón, que es quien debe llevar la iniciativa en las negociaciones, aún no ha llamado a los dirigentes de Podemos.

Ripa indicó que no está preocupado respecto al ofrecimiento de Ciudadanos a Barbón, sino que al candidato socialista le tendría que preocupar si las políticas del cambio que prometió las hará junto a Juan Vázquez. "Si ese es el cambio prometido, pues eso es lo que tendremos", añadió.

El dirigente de Podemos resaltó que su formación va a mantener "el mismo nivel de exigencia" al PSOE para llegar a pactos, a pesar del bajón electoral. Recalcó que las peticiones de la formación morada "son cuestiones en beneficio de la gente", a las que no se puede renunciar en función del número de diputados, y recordó que en el Parlamento asturiano no hay mayorías absolutas, esto es, el PSOE necesita pactar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook