10 de junio de 2019
10.06.2019

Nueva agresión de una reclusa con patología psiquiátrica a dos funcionarias de la cárcel

CC OO exige medidas al Gobierno, como el aumento de personal, la aplicación de la ley de Resgos Laborales y un tratamiento adecuado para los presos con problemas mentales

10.06.2019 | 10:28
Interior de la cárcel de Asturias.

Nueva agresión a funcionarias en el módulo 10 de la cárcel de Asturias, que alberga a las reclusas. Los hechos se produjeron ayer domingo por la tarde y fueron protagonizados por una de las presas, con problemas mentales, que arremetió contra dos funcionarias, que sufrieron lesiones leves. Ante esta nueva agresión, CC OO exige medidas a Institutiones Penitenciarias, como el incremento del personal, la aplicación estricta de la ley de Riesgos Laborales y un tratamiento adecuado para reclusos con problemas psiquiátricos que no deberían estar en prisión, sino recibiendo tratamiento especializado, en palabras del responsable de la sección del sindicato en el centro penitenciario, José María López.

Hace escasas fechas, concretamente el 23 de mayo, ocurrió un hecho similar, que se saldó con dos funcionarias heridas ligeramente. CC OO se queja de que hay un grupo de reclusas con problemas mentales que hacen caso omiso de las órdenes de las funcionarias y se revuelven contra ellas, con los consiguientes incidentes. Durante las crisis son aisladas, pero luego regresan al módulo y se reproducen los problemas. CC OO ha reiterado en diversas ocasiones la denuncia de que este módulo tiene una clasificación de las personas reclusas nula, y eso crea un foco de conflictividad permanente, que se repite de una forma constante cada día, sin que se tomen medidas al respecto.

CC OO también denuncia que estas situaciones guardan estrecha relación con la patología psiquiátrica de una importante parte de la población penal, que no tienen la atención especializada que necesitan, en un medio como la prisión que no es el adecuado para tratar la salud de estas personas. Todo ello unido a la endémica falta de personal. En la cárcel de Asturias hay en estos momentos más de 80 plazas sin cubrir. No cuentan con el personal necesario de vigilancia, tratamiento o sanitario que son quienes tienen el contacto más directo con las personas reclusas. Todo lo anterior, junto a una plantilla envejecida, incrementan los riesgos laborales de salud para el personal que presta servicio en estas condiciones tan precarias.

CC OO lleva denunciando insistentemente la desidia del Ministerio del Interior las agresiones en las prisiones de su dependencia, con cifras cercanas a las 500 anuales y frente a las que es incapaz de dar respuestas, y las que da dejan más agresiones, como consecuencias de excluir al personal penitenciario en contacto con las personas internas, de la Ley de Prevención de Riesgos Laborarles, poniendo a España a la cabeza de Europa de agresiones a su personal penitenciario, el cual puede ser agredido hasta en tres ocasiones durante su vida laboral.

El sindicato exige respuestas a las causas de las agresiones, y no una política de propaganda para tratar de ocultarlas que es la que se viene desarrollando por la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, es necesario una política que trate las patologías psiquiátricas que se manifiestan las prisiones por falta de la atención sanitaria necesaria. Y que guardan relación con el 60% de las agresiones. Además exige una oferta de Empleo Extraordinaria de Empleo que cubra las 3.500 vacantes presupuestadas y sin personal y que están en el origen del 30% de las agresiones. También que la aplicación estricta de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales a todo el personal penitenciario.

Para la central, las agresiones no pueden formar parte de la actividad ordinaria del personal penitenciario, no entran en nómina y además "con agresiones la reinserción no es posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído