11 de junio de 2019
11.06.2019

El asturianismo no renuncia a la oficialidad en esta legislatura sumando el voto de Foro

El colectivo tienta a los foristas con el "consenso" que ve en torno a la medida: "Si quieren acentuar su regionalismo, nada mejor que con la llingua"

10.06.2019 | 23:42
Carmen Moriyón, séptima por la izquierda, y Pedro Leal, tercero por la derecha, con diputados y concejales de Podemos e IU y el rector de la Universidad en un acto organizado por la Xunta pola Defensa de la Llingua y apoyado por la Academia de la Llingua en 2017.

El 23 de noviembre pasado, la reforma del Estatuto de Autonomía para abrir la puerta a la oficialidad del asturiano embarrancó en la Junta. Tenía a la izquierda no socialista a favor, a Podemos e IU por la labor y mirando de reojo al PSOE, que finalmente guardó la llave, votó en contra con la coartada de que su programa electoral no decía nada y aplazó el debate hasta que la siguiente legislatura. A ésta. Ahora el programa socialista sí habla de oficialidad, pero sucede que la suma que entonces daba 28 votos ha menguado a 26 y que ya no salen las cuentas de la combinación PSOE-Podemos-IU a la que se agarraba el asturianismo para alcanzar la mayoría de tres quintos de la Junta (27 diputados) que exige el cambio de la norma básica de la comunidad autónoma. Los partidarios de la oficialización del bable, no obstante, no se dan por vencidos ni pierden la esperanza de sumar a un actor más. Al que ven como el menos reticente de la derecha. A Foro.

Ahora que el programa socialista ha entreabierto la rendija de una puerta, bien es cierto que con la socorrida fórmula de un compromiso muy medido de "abordar el debate sobre el reconocimiento oficial de la llingua asturiana", resulta que la izquierda del parlamento no se basta sola. Se ha esfumado aquella teórica mayoría suficiente y a los tres partidos que defienden abiertamente la cooficialidad les falta un diputado para los 27 requeridos, pero el asturianismo no se rinde. No renuncia y sigue viendo, pese a todo, posibilidades. El colectivo Iniciativa pol Asturianu habla en su evaluación del resultado electoral de "un momento histórico que confirma el consenso social a favor de la oficialidad" y llega a esa conclusión sumando a los 26 votos de las fuerzas de la izquierda los dos de Foro.

Puede que sea mucho sumar. El programa electoral y las manifestaciones públicas de la formación conservadora dicen precisamente lo contrario, que "actualmente no existe el consenso social necesario" para acometer la reforma del Estatuto, y Foro ya votó en contra con ese mismo argumento en noviembre -pidió un consentimiento político "transversal"-, pero entonces su apoyo no era decisivo. Ahora, el presidente de la asociación para la defensa del asturiano, Inaciu Galán, ve materializado el gran acuerdo social en el resultado de las elecciones y en particular en el ascenso de los apoyos del PSOE, que mejoró notablemente su rendimiento electoral "la primera vez que apostaba decididamente por la cooficialidad". "Tenemos la esperanza de que Foro se sume", persevera Galán, "porque su programa es abierto", pero también porque la despedida de la presidenta de Foro, Carmen Moriyón, al renunciar a su acta de diputada abona sus expectativas. Si la líder de la formación definió entonces al suyo como "el único partido regionalista", y "quieren darle ese carácter", les tienta el presidente de Iniciativa pol Asturianu, "nada mejor que con la cuestión lingüística, entre otras". Galán añade que Moriyón "estuvo en algún acto a favor de la oficialidad" en 2017 siendo alcaldesa de Gijón y junto al vicesecretario y diputado electo Pedro Leal, bien es cierto que sin defender explícitamente la oficialización de la llingua, y desemboca por ahí en la petición de apoyo. "Entiendo que coyunturalmente considerasen que el año pasado no era el momento, pero ahora los números ya dan en Asturias y en Madrid -la reforma debería ser sometida a la aprobación de las Cortes como Ley Orgánica-. Es un buen momento. Hay más apoyo político que nunca en las instituciones".

En su propósito de perseverar por esa senda, Iniciativa pol Asturianu también animó ayer a los 928 concejales, incluidos los 78 alcaldes, que tomarán posesión el sábado a efectuar en asturiano el juramento o promesa de sus cargos. "Este gesto simbólico", avanza la asociación, sería "una buena forma de comenzar los mandatos de las corporaciones teniendo presente la lengua propia de Asturias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook