18 de junio de 2019
18.06.2019
La Nueva España
Los primeros movimientos del nuevo ciclo político

Cisma en IU: dimiten cuatro miembros de la ejecutiva regional cercanos a Garzón

La comisión colegiada de la coalición, por 16 votos frente a 11, suspende de militancia a la edil Priscila Alonso por impedir que el PSOE gobierne en Llanes

18.06.2019 | 01:07

Cisma en Izquierda Unida de Asturias tras la crisis por las alcaldías de Llanes y Carreño. Cuatro miembros de la ejecutiva regional, designados por el anterior coordinador, Ramón Argüelles, y cercanos a Alberto Garzón formalizaron ayer su dimisión en bloque antes del inicio de la comisión colegiada, máximo órgano entre congresos, que debía decidir si abría expedientes de sanción a los concejales díscolos que se saltaron el pacto suscrito con la Federación Socialista Asturiana (FSA) para posibilitar que gobernara en toda la región la lista de izquierdas más votada.

Y la respuesta es "sí", la comisión colegiada, por 16 votos a favor y 11 en contra, ha decidido abrir expediente y suspender cautelarmente de militancia a la concejala de la formación en Llanes, Priscila Alonso, que el pasado sábado se alió con Vecinos por Llanes, PP y Foro e impidió que accediera al poder el PSOE. No obstante, IU de Asturias asegura que seguirá dialogando con IU de Llanes, que ya protagonizó exactamente la misma acción cuatro años atrás, sin que su único edil, el fallecido Javier Ardines, recibiera entonces sanción alguna. La comisión colegiada decidió también abrir un expediente informativo para determinar si en otros lugares donde IU presentó lista, como Carreño, pudiera haberse transgredido el acuerdo con la FSA.

Respecto a los anuncios de dimisiones, la dirección de IU indicó que forma parte "de la normalidad", al estar en ciernes un nuevo equipo: "entraba dentro de las previsiones del actual coordinador en funciones", Alejandro Suárez. La secretaria de Política Municipal, Gabriela Álvarez, fue la primera en anunciar su dimisión en la mañana de ayer, en desacuerdo con las "decisiones extrañas" por la crisis con los concejales de Llanes y Carreño. "La dimisión me parece la salida más digna y más ética porque lo importante en este partido no son los dirigentes sino los municipios, las bases, nuestra gente", valoró Álvarez, que considera "un error garrafal" la adopción de medidas disciplinarias contra los ediles que no apoyaron a los candidatos del PSOE.

Otros tres integrantes de la dirección autonómica también confirmaron su dimisión: los responsables de la secretaría de Acción, Política, Juan Ponte; de la secretaría de Electoral, Juan José Fernández y el adjunto al coordinador general, Benigno González. Ponte, concejal en Mieres y número dos de Unidas Podemos al Congreso, habló de un "proceso de depuración con una dirección monocolor para preparar la próxima asamblea" en la ejecutiva regional y señaló que la principal "discrepancia" con el proyecto que encabeza Suárez es "su sumisión al PSOE". Y fue rotundo al afirmar: "no queremos difuminarnos en Podemos pero tampoco ser lacayos de la FSA".

Alejandro Suárez admitió que la situación "es dura" pero abogó por "enfriarla" y defendió: "los dirigentes debemos dar cierto tiempo al tiempo y no magnificar el problema sino minimizarlo". El coordinador interino destacó que gracias el acuerdo con la FSA IU ha conseguido gobernar en Castrillón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído