18 de junio de 2019
18.06.2019

"No quisimos causar daño moral", dicen los autores del "rap de los urólogos"

El HUCA abre una investigación sobre un vídeo grabado "sin autorización" por residentes, que pueden ser suspendidos de empleo o despedidos

18.06.2019 | 03:57
"No quisimos causar daño moral", dicen los autores del "rap de los urólogos"

No hubo intención "de causar daño moral" ni "menoscabo a la dignidad del paciente". Con estas palabras, ayer solicitaron "disculpas" y ofrecieron explicaciones los siete médicos y enfermeros del servicio de Urología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) que protagonizan un vídeo musical satírico que ha generado una intensa controversia en las redes sociales.

Mientras tanto, los responsables del HUCA han abierto una investigación interna para esclarecer en qué circunstancias fue grabado el "rap de los urólogos", que contiene alusiones en tono sarcástico a algunos aspectos de su especialidad: drenajes, suturas, tactos rectales, "palpar huevos", sondajes, "viejas que se mean"... El videoclip consiste en una versión de un "reggaeton" de Rosalía, una de las artistas de moda.

Los cantantes y bailarines son cuatro médicos residentes, dos médicos adjuntos y un enfermero de quirófano. Cuatro son mujeres y tres son hombres. Después de varios días de polémica, ayer difundieron un comunicado por medio de un abogado que han contratado. El vídeo –enfatizan– fue elaborado "para su uso únicamente en ámbito privado, con motivo de la despedida de una compañera, sin pretender su difusión pública".

Por el momento, un dato se da por sentado: la grabación se llevó a cabo en diversas dependencias del HUCA –un quirófano, pasillos, helipuerto...– "sin haber solicitado la preceptiva autorización". En su nota de disculpas, sus autores argumentan que fue realizada "de tal forma que no ha afectado al correcto y normal funcionamiento del servicio de Urología ni del centro hospitalario".

El procedimiento abierto por el HUCA es el establecido para denuncias o incidencias en centros e instituciones sanitarios. La normativa vigente para los médicos y enfermeros residentes indica que, por faltas graves, la sanción es de "suspensión de empleo y sueldo hasta un máximo de dos meses", y por faltas muy graves, de "despido". Fuentes sanitarias consultadas por este periódico hicieron hincapié en que los diversos estatus laborales de los protagonistas del musical obligan a hilar muy fino a la hora de adoptar decisiones, pues la normativa vigente "es muy garantista".
La Asociación de Usuarios de la Sanidad del Principado de Asturias (Asencro) ha reclamado al Principado que tome medidas porque el vídeo constituye un "escarnio" para los enfermos. Los jóvenes sanitarios replican que "no existe en ningún momento intencionalidad alguna de causar daño moral ni menoscabo a la dignidad del paciente, con la que nos encontramos completamente comprometidos". Y añaden: "Pedimos, por tanto, disculpas a quien pudiera haberse sentido ofendido por su contenido".

Además de la investigación abierta por el HUCA, el Colegio de Médicos de Asturias ha instado a su comisión deontológica a estudiar el caso y emitir un dictamen ético. "Es un vídeo inaceptable que va contra la mentalidad, la actitud y la responsabilidad que los profesionales de la medicina debemos manifestar en todo momento", declaró Alejandro Braña, presidente del Colegio de Médicos de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook