02 de julio de 2019
02.07.2019

Denuncian el uso de herbicidas tóxicos en la Autovía del Cantábrico

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies alerta sobre el impacto ambiental que supone la aplicación de pesticidas sobre todos los seres vivos, incluidos los humanos

02.07.2019 | 10:18
Una zona de la Autovía del Cantábrico en la que se aplicaron herbicidas.

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha denunciado ante los Ayuntamientos de Ribadesella, Llanes y Ribadedeva el uso de herbicidas en la Autovía del Cantábrico (A-8), en el tramo de Lloviu al límite con Cantabria. En concreto, según los conservacionistas, fueron usados productos tóxicos en más de 40 kilómetros en los arcenes y en la mediana de la carretera, "con el consiguiente impacto ambiental en una época como esta con numerosas lluvias".

El uso de herbicidas en las carreteras está prohibido en el Principado desde el año 2008 y prácticamente erradicado en Europa, porque conlleva numerosos riesgos por la toxicidad de estos productos, que afectan a todos los seres vivos. "Hay que recordar que estos productos, tienen efectos altamente tóxicos para animales y humanos. Estudios de toxicidad han revelado efectos adversos: toxicidad subaguda y crónica, daños genéticos, trastornos reproductivos, aumento de la frecuencia de anomalías espermáticas y carcinogénesis", ha señalado la Coordinadora.

Los pesticidas aplicados en carreteras, se disuelven en el agua de lluvia y a través de las cunetas desaguan directamente a los ríos, con el consiguiente perjuicio para la fauna piscícola. Asimismo, se pueden contaminar acuíferos, con el peligro que conlleva para la salud humana, ha denunciado el colectivo.

"La supuesta justificación para estas fumigaciones es eliminar hierba para favorecer la visibilidad de las carreteras y reducir los riesgos de incendio, argumentos tan inútiles como falsos, pues se han fumigado de forma indiscriminada todo el tramo con varias pasadas, y el secar la hierba no reduce el peligro de incendios, sencillamente lo adelanta y además expone los taludes a futuros argayos por la falta de protección vegetal ante las lluvias", relata la Coordinadora.

Según los ecologistas, las consecuencias del uso de herbicidas suelen ser "nefastas", pues "no sólo se consigue secar la hierba, sino que se afecta a los numerosos pies de arbustos que existen en los márgenes de nuestras carreteras, dejando un producto tóxico esparcido por todas las cunetas. Tanto la fauna silvestre como el ganado siguen pastando en estas zonas, por lo que se verán afectados por este herbicida tóxico".

Por lo que la Coordinadora ha solicitado a los 3 ayuntamientos costeros más orientales de la región, que son las entidades responsables de autorizar estas peligrosas practicas que prohiban las fumigaciones de las cunetas con herbicidas, y que sólo se elimine de forma mecánica aquella hierba que pueda afectar a la seguridad vial o como medida de prevención de incendios. Además, la coordinadora reclama que se revele qué autorización tenían quienes utilizan estos productos tóxicos y que productos usaron.

Los ecologistas quieren saber también si se aviso en tiempo y forma a los centenares de propietarios de las parcelas colindantes de la autopista en este tramo de este uso masivo con herbicidas al lado de sus propiedades, y exigen que se advierta del peligro que supone el consumo de productos agroalimentarios de la zona afectados por estos herbicidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído