03 de julio de 2019
03.07.2019

"Los que van a ser consejeros no lo sabrán hasta mi investidura", sostiene Barbón

03.07.2019 | 01:08

Sobradamente acreditado para el diálogo con los partidos de la oposición. Es la tarjeta con la que ayer se presentó el socialista Adrián Barbón en la sala Argüelles del Parlamento asturiano para empezar a desbrozar la senda que le conducirá a la presidencia del Principado, previsiblemente este mes. "Cada uno de nosotros tiene una trayectoria. Yo no caigo aquí del cielo. Yo vengo de Laviana, fui alcalde nueve años. Goberné en minoría los nueve años y pacté los presupuestos siempre que fue necesario y también las ordenanzas fiscales. Fui hasta capaz de sacar adelante por unanimidad el Plan General de Ordenación", comentó Barbón, antes de trasladar sobre Podemos que "a lo mejor quienes tienen que demostrar la capacidad de diálogo son ellos, no yo". Y a Ciudadanos le espetó: "yo estaría preocupado si un 22 por ciento de mis votantes estuvieran arrepentidos de ese apoyo".

El candidato socialista fue más escueto al ser preguntado por su Ejecutivo: "El Gobierno no se va a empezar a construir hasta que la Junta me haya dado la investidura; ni la estructura. Los que van a ser consejeros y consejeras no lo van a saber hasta esa fecha, todo lo demás son quinielas", dijo Barbón. Un perfil técnico que encajaría en las necesidades del futuro Ejecutivo o bien como senadora autonómica es el de la exdiputada Margarita Vega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído