05 de julio de 2019
05.07.2019

Fallece José Antonio Nespral, la mayor figura de la asturianía en Argentina

"Siempre mantuvo una relación especial con Asturias", resalta el expresidente del Principado y del Consejo de Comunidades Antonio Trevín

05.07.2019 | 01:07
De pie, José Antonio Nespral -a la izquierda- y el entonces presidente de la Federación Asturiana de Bolos, Desiderio Díaz, durante un acto celebrado en Buenos Aires en 2011.

Una pérdida enorme para la asturianía en Latinoamérica. A los 92 años, José Antonio Nespral Tirador (Coya, Piloña, 1 de mayo de 1927) falleció ayer en Buenos Aires. Expresidente del Centro Asturiano de Buenos Aires y vicepresidente para el Cono Sur de la Federación Internacional de Centros Asturianos, se ha marchado uno de los grandes "embajadores" de Asturias en el extranjero. En Argentina, a donde llegó a finales de los años 40 en un barco que partió desde Gijón, hizo una gran labor para fomentar los valores de Asturias. Una pasión hacia su tierra que le permitió ser distinguido como "Hijo Predilecto de Asturias" en 2011, además de recibir la Medalla de la Orden del Mérito Civil por parte del Rey Juan Carlos I o la Medalla de Oro de la Hispanidad de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina, entre otros galardones.

Pocas personas como José Antonio Nespral sabían con tanta intensidad lo que significa ser asturiano fuera de Europa, siempre trabajando en favor de la emigración y de la promoción de la cultura de la región asturiana en el país argentino. Tras su llegada a orillas del Río de la Plata, se instaló como comerciante y no tardó en adherirse al Centro Asturiano de Buenos Aires, institución de la que fue presidente en dos ocasiones, la última en el año 2013, y a la que hizo crecer a lo largo del tiempo.

Fue un hombre muy querido tanto en Asturias como en Argentina y trasladó al país sudamericano costumbres asturianas, como los bolos o las gaitas, que vivieron un gran crecimiento bajo su sombra en la nación sudamericana. Aunque con algo de pérdida de protagonismo en los últimos tiempos, estuvo siempre preocupado por la situación de los emigrantes asturianos. Pero no olvidaba su tierra: regresaba siempre que podía acompañado de su mujer, la también asturiana y gijonesa Conchita Suárez Peón "Chita".

Durante sus últimos años a cargo del organismo representativo del pueblo asturiano en la capital argentina, el piloñés luchó con insistencia por los nietos de asturianos emigrados al país sudamericano, deseosos muchos de ellos de lograr la nacionalidad española. "Una de sus principales virtudes fue su empeño en ayudar a la gente, trabajando por los familiares de asturianos afincados en Argentina y mejorando su situación", explicó ayer su hijo Edgardo, con tristeza y orgullo al recordar la figura de su padre.

En el plano personal, José Antonio Nespral deja viuda, Conchita, dos hijos, Edgardo y María Luján, y cinco nietos. "Mi padre fue un hombre que bregó por la asturianía, recto que predicó con el ejemplo", reconoció su hijo varón, en pleno duelo con el resto de la familia. A su vez, confesó que su padre estaba "muy orgulloso por todo lo conseguido en la vida".

La noticia del fallecimiento de Nespral ha caído como un jarro de agua fría en Asturias. Personalidades como Paz Fernández Felgueroso, exalcaldesa de Gijón, o María Consolación Begoña Serrano Ortega, directora general de Emigración, que trataron en muchas ocasiones con el fallecido, coincidieron en su opinión sobre Nespral: "Una persona entrañable, con mucha actividad y muy asturiano".

También el expresidente del Principado y del Consejo de Comunidades Asturianas, Antonio Trevín, quiso dedicar unas palabras al expresidente del Centro Asturiano de Buenos Aires: "Nespral siempre mantuvo una gran relación con Asturias a través de un deber moral en cada una de sus visitas". Además, el exmandatario llanisco destacó que fue el presidente del Centro Asturiano de Buenos Aires "durante su centenario".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído