07 de julio de 2019
07.07.2019

Barbón afirma que mantiene "una postura común" con Podemos sobre la oficialidad

Los morados invitan a "buscar los números" para cambiar el Estatuto y confían en el diálogo con el PSOE, que insta a evitar posturas "de máximos"

06.07.2019 | 23:29
Por la izquierda, el alcalde de Sobrescobio, Marcelino Martínez; Rafael Palacios; Nuria Rodríguez; el alcalde de Bimenes, Aitor García; Adrián Barbón, y Gimena Llamedo, secretaria de organización de la FSA y diputada.

El diálogo político en el que el PSOE buscará el apoyo de Podemos e IU para la investidura de Adrián Barbón como próximo presidente del Principado tuvo ayer un significativo prólogo simbólico en la Fiesta de la Oficialidá de Bimenes, donde justo antes de empezar a hablar del futuro de Asturias coincidieron responsables socialistas y de la formación morada. Hubo buenas palabras y promesas de sintonía en el camino hacia la confrontación de ideas, de los dos documentos de doce grandes propuestas que se han presentado los dos partidos. En el de Podemos está la reforma del Estatuto de Autonomía para incluir la cooficialidad del asturiano; en el del PSOE, no. "No la hemos mencionado" entre las prioridades del pacto, se justificó el líder socialista, "porque hay una postura común, con ellos y con IU". Por su parte, el diputado de la formación morada Rafael Palacios señaló que "en cualquier negociación con la FSA estará sobre la mesa el asturiano" y la reforma del Estatuto de Autonomía. Y si en la configuración actual de la Junta "no hay números", remató, "habrá que buscarlos".

De fondo está el reconocimiento del PSOE del camino hacia la oficialidad en su programa electoral, pero también la constancia de que los votos que suman los socialistas, Podemos e IU (26) no alcanzan el mínimo de 27 requerido para cambiar el Estatuto y el resto de la Cámara, el PP, Ciudadanos y Vox, con más intensidad que Foro, se opone. "No sabemos lo que puede pasar", concilia Barbón, que avanza que "la legislatura es muy larga y las formaciones cambian". A este respecto, Palacios quiso recordar que "en los últimos cuatro años sí había una mayoría que habría permitido este cambio, pero el PSOE no quiso" y enriqueció su propuesta lingüística reclamando la inclusión en el organigrama del Principado de "una dirección general que se ocupe directamente y una consejería que tenga entre sus competencias el desarrollo de las leyes" de promoción del asturiano.

De palabra, de cara a la negociación a partir de mañana, la sintonía y la disposición a superar pasados y muy recientes desencuentros existe. Barbón se manifestó "abierto al diálogo de ideas" y apostilló que "esta legislatura no puede ser una mala copia de la anterior". Recordando la tirantez permanente entre las dos formaciones, avanzó que si no fructifica este diálogo de investidura perseverará más adelante y que tenderá la mano a la derecha para los grandes acuerdos, como los del reto demográfico. Pidió además a sus interlocutores que no vayan al diálogo con pretensiones "de máximos".

Si confronta los dos documentos de negociación, mientras tanto, Nuria Rodríguez constata que sus propuestas inciden más "en las necesidades de Asturias", pero resalta que "hay que demostrar capacidad de entendimiento". No pondrán "líneas rojas", responde la diputada ante la eventualidad de una propuesta de entrada en el gobierno. "Lo importante es llegar a un acuerdo bueno para Asturias".

En la negociación de izquierdas que se avecina, mientras tanto, quiso intervenir ayer el PP, lamentando el tono y el contenido de los documentos previos que Podemos y PSOE llevan a las reuniones. El diputado Pablo González denostó las propuestas de la formación morada como "ocurrencias improvisadas para una negociación que ni siquiera esperaban o medidas trasnochadas que no demandan ni preocupan a los asturianos". Para el diputado, "seguir apostando por rentas universales que se pagan con los impuestos de todos o plantear la gestión colectiva de propiedades comunales nos retrotrae a debates rancios sobre políticas que ya han fracasado". Las medidas del PSOE son, a su juicio, material "difuso, basado en generalidades o simples declaraciones de intenciones" frente a las que el PP opone su preocupación por la ausencia de "políticas industriales y empresariales propias" de Asturias o de "medidas claras" frente al desafío demográfico. Un pacto PSOE-Podemos, remata, sumiría a Asturias "en una recesión sin precedentes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído