09 de julio de 2019
09.07.2019

"Me echó mano al cuello, apretó, y caí al suelo", declara la anciana a la que un atracador asaltó en el portal

El acusado niega los hechos por videoconferencia desde la cárcel de Dueñas, donde dice no saber por qué está preso

09.07.2019 | 11:04
"Me echó mano al cuello, apretó, y caí al suelo", declara la anciana a la que un atracador asaltó en el portal

"Abrí la puerta y se me adelantó ese 'punto'. Yo pensé, ¿a dónde irá ese? porque no lo conocía. Fui a coger la correspondencia y él se fue hacia los ascensores. Cogí el correo y me di la vuelta para ir al ascensor, y entonces se abalanzó sobre mí, me echó mano al cuello, apretó y caí al suelo. Cuando me desperté no sabía dónde estaba, hasta que me dí cuenta de que estaba en el portal. Subí a casa y llame a mis hijos, para contarles que me había atracado".

Así relató esta mañana una vecina de Pola de Siero el asalto que sufrió en el portal de su domicilio en febrero de 2017 y por el que la Fiscalía y la acusación particular solicitan 5 años de prisión para el presunto autor, un hombre de nacionalidad rumana que entró ilegal en España -según la Policía- y que ha declarado por videoconferencia desde la prisión de Dueñas (Palencia), donde según afirmó, no sabe por qué está. En tono enervado y en su idioma negó las acusaciones. La de este atraco por el que estaba siendo juzgado y los otros que se esclarecieron con su detención. La defensa solicitó la libre absolución

El agente del Cuerpo Nacional de Policía que instruyó las diligencias declaró que el modus operandi era siempre el mismo: atacar a mujeres de avanzada edad en los portales o escaleras de sus domicilios, de manera sorpresiva, violenta y normalmente por la espalda. Las cogía por el cuello apretando las carótidas para que perdieran el conocimiento y entonces les robaba sus pertenencias.

La víctima había identificado a su agresor en la rueda de reconocimiento: "Era el segundo. Era él seguro", se ratificó la mujer en el Juzgado de lo Penal 1 de Oviedo esta mañana. El policía también indicó que otras víctimas lo habían reconocido, excepto una en Mieres, pero que el acusado se había cruzado con otros testigos que lo identificaron sin dudas.

Para la Fiscalía y la acusación particular, la pruebas son concluyentes, mientras que la defensa puso en duda la "buena memoria" de la víctima, que en el juicio no recordó que le hubieran enseñado varias fotografías para identificar a sus presuntos agresores, mientras que sí lo hizo tiempo después en la rueda de reconocimiento. En su opinión, las pruebas son insuficientes para que no se mantenga la presunción de inocencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído