09 de julio de 2019
09.07.2019

Casi doscientos viajeros de Volotea se quedan en tierra en Asturias y Alicante

La compañía canceló el lunes el vuelo entre ambos aeropuertos y ayer lo retrasó varias horas

09.07.2019 | 01:03

Una tormenta que obligó a cerrar el aeropuerto de Venecia hizo que cerca de dos centenares de pasajeros de Volotea quedaran en tierra en Alicante y en Asturias durante casi 24 horas. El avión que debía cubrir el trayecto entre las dos ciudades españolas tuvo que aterrizar antes en Verona (Italia) y fue necesario esperar a que mejorasen las condiciones climatológicas para que despegara y cubriera el servicio.

Esta es la explicación ofrecida ayer por un portavoz de la compañía, mientras que los pasajeros afectados a casi 1.000 kilómetros de distancia entre unos y otros mostraban su "malestar, enfado y cabreo". "Esto no se puede hacer, no hay derecho", afirmó una de las afectadas cuando por fin logró llegar al Principado después "de casi un día".

Entre los afectados, tanto en Asturias como en Alicante, había personas de varias nacionalidades y muchas parejas y familias que habían optado por el avión para iniciar o regresar de sus vacaciones.

El vuelo de Alicante a Asturias debía trasladar a 97 pasajeros, y en sentido contrario a 88. El periplo de estas 185 personas empezó el lunes. Los que se encontraban en el aeropuerto alicantino tenían la salida prevista para las 18.45 horas con destino a Asturias. Pero pasaban las horas sin que se produjera el embarque, hasta que finalmente el vuelo se canceló. Según les explicaron, por las malas condiciones climatológicas, que muchos lo relacionaron con Asturias, pero a nadie se le ocurrió pensar que era en Italia.

Simultáneamente, en el Aeropuerto de Asturias los pasajeros que debían coger ese mismo avión para viajar hacia Alicante, con la salida prevista a las 19.40 horas, esperaron horas hasta que se les anunció que se cancelaba.

La aerolínea sufragó la noche de hotel y la manutención de los afectados tanto en la capital alicantina como en Asturias, remarcaron desde Volotea.

Mediante un mensaje emitido a las siete de la mañana de ayer, la compañía aérea indicó a los pasajeros afectados en Alicante que debían estar en el aeropuerto a las 9.30 para embarcar dos horas después, a las 11:30. A los que estaban en Asturias se les citó a las 14.00 horas en el aeródromo de Santiago del Monte, para salir hacia su destino a las 16.30 horas.

Pero tampoco se cumplieron esos horarios. Los que estaban en el aeródromo alicantino vieron que el vuelo se retrasaba de nuevo: primero a las 14.00, luego a las 15.20... Finalmente partieron pasadas las 16.00 horas y aterrizaron en el Principado a las 17.50. Poco después, a las 18.15 partieron los que iban desde Asturias rumbo a Alicante.

"Nos cambiaron la hora varias veces sin dar explicaciones. No querían darnos hojas de reclamaciones y nos dijeron que las pusiéramos en Alicante, y ni siquiera nos querían dar justificantes para el trabajo. Al final, el marido de una pasajera que es abogado se tuvo que poner serio para que la compañía nos diera al menos las instrucciones para reclamar", explicó uno de los pasajeros afectados en el Principado.

Entre los viajeros también los había que debían tomar esos vuelos por motivos de trabajo y que denunciaron que tampoco en Alicante se les quiso hacer justificante del retraso ni de la hora de llegada, 23 horas después de lo previsto. "Es sorprendente. Nos han mandado a Swissport, al otro extremo de la terminal. Se suponía que allí nos tenían que hacer los justificantes para el trabajo con la hora de llegada, y las hojas para presentar las reclamaciones. No sabemos por qué, pero tampoco nadie nos dijo nada", explicó un afectado.

El periplo de estas personas continuaba a primera hora de la noche, cuando por fin consiguieron poner sus reclamaciones. "Nos llegaron a decir que no tenían hojas para que pudiéramos reclamar. Esto es un desastre. Ni nos dieron explicaciones, ni justificantes. No entendemos nada", aseguró indignado uno de los afectados ya desde el aeropuerto de Alicante.

Volotea ofrece desde Asturias un total de once destinos, con vuelos directos a Murcia, Múnich, Venecia, Ibiza, Menorca (en exclusiva) y además a Alicante, Málaga, Mallorca, Sevilla, Tenerife y Valencia. Desde que empezó a operar en el Principado en 2012, ha transportado a más de 800.000 pasajeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído