10 de julio de 2019
10.07.2019

La Junta aprueba la paga por desempleo y nuevas dietas, con Vox y Podemos en contra

La Cámara avala la propuesta del PSOE para indemnizar a los exdiputados en paro y la del PP para generalizar el cobro por desplazamientos

10.07.2019 | 00:56
La reunión de ayer de la Junta de Portavoces.

La Junta General del Principado asintió ayer a los repartos económicos y humanos y a algunas innovaciones en las retribuciones de los diputados con el pronunciamiento en contra de Podemos y Vox. En la Junta de Portavoces, el trámite previo a la aprobación de los criterios organizativos de la undécima legislatura aceptó sin unanimidad la indemnización por desempleo para los parlamentarios autonómicos, iniciativa del PSOE, y el nuevo régimen de dietas por desplazamiento que a propuesta del PP modifica su funcionamiento y generaliza el cobro del complemento para toda la Cámara.

Además, el Parlamento mantendrá los sueldos y los modelos de reparto de asignaciones a los partidos y distribuirá los 48 puestos del personal al servicio de los grupos según el reparto propuesto por el PSOE, que sumando los de la Mesa con los propios de los grupos queda con 21 en total para ellos, 11 para el PP, seis para Ciudadanos, siete para el Grupo Mixto -de los que dos son para IU por su puesto en la Mesa- y tres para Podemos, la formación que más airadamente volvió a protestar ayer contra este reparto, que a juicio de la portavoz morada, Lorena Gil, incumple el mandato del reglamento de dotar a los grupos de "locales y medios suficientes".

Gil levantó la voz contra eso y en general contra lo que entiende como "un aumento de privilegios de los diputados y grupos". Habla de la indemnización por desempleo, que cubre la ausencia de derecho a paro de los parlamentarios garantizándoles una paga de cuatro meses por año de servicio hasta un máximo de un año para quienes hayan pasado al menos tres legislaturas en la Junta, y de las nuevas dietas por desplazamiento, que ahora percibirán todos los diputados, supuestamente para cubrir los desplazamientos a sus "municipios de referencia" y con la forma de un complemento de 265 euros por parlamentario en la circunscripción central y 475 en las de las alas. Hasta ahora, este suplemento controvertido se cobraba con arreglo a una graduación en función de la distancia desde la residencia del parlamentario, no se pagaba a quien viviese a menos de 25 kilómetros de Oviedo y tenía un máximo de 650 euros mensuales. Las nuevas condiciones, que el PP renunció a explicar públicamente tras la reunión que las dio de paso, salieron ayer adelante contra el voto de Podemos, las objeciones de Vox y la abstención del PSOE.

Todo cambia según quién lo mire. La contraprestación por desempleo, que obligará a impulsar una reforma del reglamento de la Junta, es en la voz de la portavoz del PSOE, Dolores Carcedo, "una asignación temporal, muy limitada en el tiempo, muy medida, incompatible con cualquier salario o pensión y por supuesto voluntaria", pensada para salvar la ausencia del paro entre los derechos de los diputados y para equiparar a los parlamentarios asturianos a los de "muchas comunidades autónomas y el Congreso". La iniciativa socialista salió adelante con el voto en contra de Podemos, el criterio contrario de Vox -su grupo, el mixto, votó a favor porque su portavoz de turno era el de Foro- y la abstención de Ciudadanos, que estando de acuerdo en el fondo de la cuestión pide un debate "más sosegado" que plantee la incorporación al sistema de cotizaciones por desempleo.

"Privilegios"

Hubo quien salió de la reunión, la portavoz de IU, Ángela Vallina, entre ellos, enfatizando las confluencias de voto entre Podemos y Vox. La protesta de Lorena Gil en este punto, que sangra por la herida del rechazo de la propuesta de la formación morada de rebajar el salario de los diputados y las asignaciones de los grupos, denuesta la "vergüenza" de "un aumento de los privilegios de los diputados" cocinado con el voto a favor de los partidos que "siempre se ponen de acuerdo para repartirse los cuartos, PSOE, PP e IU". Conectando con la negociación para la investidura que su grupo mantiene con el socialista, lo aprobado ayer "demuestra que para lo suyo, cuando quieren, encuentran dinero; que cuando se quiere, se puede".

Ayer también se habló en la Junta, sin voto, de la inclusión en el reglamento del voto telemático que facilite la participación a diputados de baja, y se aprobó -de nuevo con el voto contrario de Podemos- la propuesta de reforma del régimen de incompatibilidades de los diputados para permitir, a iniciativa del PP, la consustancialidad de la actividad y el sueldo de los parlamentarios con el de los profesores asociados de la Universidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído