19 de julio de 2019
19.07.2019

La cultura sidrera recibe 20.162 apoyos para ser Patrimonio de la Humanidad

La candidatura, cuyo expediente se ha cerrado, debe "seguir sumando firmas" con el objetivo de permanecer "viva", reclama el Principado

19.07.2019 | 01:06

La sidra es uno de los principales iconos de la cultura asturiana y no solo por "las manzanas o el escanciado", sino "por la convivencia", destaca María Jesús Aguilar, directora general de Desarrollo Rural del Principado. Por ello, el Gobierno de Asturias ya ha formalizado la propuesta al Ministerio para que la cultura sidrera sea Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

La candidatura ha sumado 20.162 apoyos contando las firmas en los libros (17.697) y las adhesiones a la página web (2.465). El respaldo popular a esta iniciativa es labor fundamental de los 181 embajadores de la sidra repartidos dentro y fuera de la región. Además, la candidatura ha conseguido aparecer en redes sociales, donde cuenta con cerca de 2.000 seguidores hasta el pasado mes de junio y acumuló más de 20.000 interacciones.

También diversas instituciones como la Universidad de Oviedo o la Federación Asturiana de Concejos han respaldado la iniciativa. El comité director de la candidatura, compuesto por antropólogos, historiadores o especialistas de la madera, ha "condensado la idiosincrasia, el simbolismo y la pluralidad de la cultura sidrera". El Ministerio de Cultura ya cuenta con toda la documentación justificativa de la propuesta de la cultura sidrera asturiana para entrar en la Unesco. Así, el gobierno saliente del expresidente Javier Fernández deja el expediente listo para que el de Barbón, nuevo líder del ejecutivo, tenga el trabajo adelantado.

En la candidatura hay un vídeo que es "el arma principal", recalca Aguilar, y una "secuencia de diez fotos que explican el dossier de una forma tan clara que sin leer el expediente te das cuenta de lo que es la cultura sidrera". Además, en la documentación técnica aparece descrita la cultura que envuelve a la sidra, así como sus "elementos constitutivos, sus rasgos identitarios y su especifidad". El Principado apuesta por presentar la originalidad y relevancia a quien no conozca este mundo.

El proceso de elaboración de la sidra, desde la plantación de los manzanos hasta su consumo doméstico, pasando por el embotellado y la comercialización, también está en el informe presentado, donde se explica que su uso "combina lo comunitario, lo lúdico y festivo, la celebración o las formas de sociabilización".

Así ha finalizado la fase técnica del proceso, desarrollada durante el último año, dirigido por las consejerías de Educación y Cultura y de Desarrollo Rural y apoyado por los responsables de la Denominación de Origen Protegida 'Sidra de Asturias'.

Dentro de la cultura sidrera "tienen cabida muchas manifestaciones artísticas, como la música, la pintura o la literatura, con sus propios rituales y normas internas escritas y no escritas".

María Jesús Aguilar considera clave para el proceso "las alianzas políticas" para que "la candidatura tenga respaldo" y que, pese a haber completado el expediente, "siga sumando apoyos", con el objetivo de que "siga viva" y "el día que la valoren no parezca que no seguimos empujando la causa". Todavía no se conoce cuándo se abrirá el próximo plazo en el que España podrá presentar candidaturas a la Unesco. De hecho, en la actualidad se está evaluando la de los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz (Murcia) y España no sabe cuando podrá plantear una nueva. En el momento que se abra esa posibilidad, la cultura sidrera competirá con otras iniciativas de las diferentes comunidades autónomas.

Curso en la UNED

Recientemente la UNED inauguró un curso para abordar la bebida regional desde un punto de vista interdisciplinar y basado en la antropología. Montserrat Cañedo, profesora Doctora de Antropología Social y Cultural, recordó entonces que la sidra es " cultura, ciencia y patrimonio".

Reflexionó sobre el futuro de la misma, explicando que "tenemos que ver cómo hay nuevas prácticas que van cambiando y modernizando la sidra, así como su relación con las tradiciones del pasado y cómo se va reinventando la tradición a partir de las demandas de la sociedad". Y, por si acaso y para salvaguardarla, ahí está la candidatura a la Unesco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído