30 de julio de 2019
30.07.2019

Asturias sube un 35% las plazas para formar médicos y enfermeros de familia

El nuevo consejero de Salud subraya su "compromiso con la especialización de profesionales" para atajar las carencias de personal de la red pública

30.07.2019 | 00:51
intenso protagonismo asturiano.

Más plazas de formación de especialistas para paliar las carencias de personas de la sanidad pública. La Consejería de Salud del Principado ofertará el próximo curso 232 plazas, 33 más que este año, lo que implica un aumento del 16 por ciento. Se trata, según Salud, de "una de las cifras más altas de los últimos ejercicios". El aumento es particularmente agudo en atención primaria: en medicina de familia alcanza el 40 por ciento, y en enfermería familiar y comunitaria, el 30 por ciento. Es un modo de dar respuesta a los déficits de profesionales de los centros de salud, que se hace particularmente patente en las comarcas del Principado más alejadas del área central de la región. Los exámenes para acceder a estas plazas se celebrarán, previsiblemente, a finales de enero o principios de febrero de 2020.

El nuevo consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, se estrenó ayer fuera de Asturias asistiendo al pleno de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud. El doctor Fernández destacó "el firme compromiso del Gobierno de Asturias por la formación de profesionales como garante de la mejor atención a los pacientes" y agradeció al Ministerio de Sanidad la aprobación de las nuevas plazas.

El Ministerio de Sanidad está dirigido en funciones por la asturiana María Luisa Carcedo, quien presidió la reunión; y el secretario general de Sanidad es el exconsejero del Principado Faustino Blanco. En el pleno de ayer también se estrenó Miguel Javier Rodríguez Gómez, nuevo consejero de Sanidad de Cantabria, que en estos últimos años fue director del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) -puesto en el que le sustituyó precisamente Pablo Fernández- y gerente del área sanitaria V, con cabecera en Gijón y que incluye el Hospital de Cabueñes.

La ministra Carcedo hizo hincapié en que el objetivo era conseguir un "incremento considerable" de plazas en las especialidades que tienen más carencias de profesionales dentro de la sanidad pública. Asimismo, destacó que la convocatoria contará con 512 plazas más del número de egresados que saldrán de las facultades. De este modo, se pretende "ir incorporando al sistema esa bolsa de médicos graduados que no tienen la especialidad".

En el Principado, la formación sanitaria especializada se imparte en 73 unidades docentes: 40 en el HUCA (Oviedo), 20 en el Hospital Universitario de Cabueñes (Gijón), 6 en el Hospital Universitario San Agustín (Avilés), una en el Hospital Monte Naranco (Oviedo), otra en el Hospital Valle del Nalón (Riaño, Langreo) -inactiva en estos momentos-, una de Medicina Familiar y Comunitaria, una de Salud Laboral, una de Enfermería Obstétrico-Ginecológica, otra de Medicina Preventiva y Salud Pública y una más de Salud Mental. El hospital concertado de Jove, en Gijón, incluye una de Medicina Interna.

Tres son las novedades más relevantes. Dos corresponden a Cabueñes: una unidad docente en Dermatología y otra en Endocrinología y Nutrición. La tercera viene a colmar una antigua aspiración: una unidad docente de Medicina Preventiva y Salud Pública.

"La ampliación de las plazas de formación es una de las acciones que se impulsan desde las distintas administraciones para redimensionar las plantillas de profesionales y afrontar con mejores recursos el cambio generacional en el sistema sanitario público", enfatizó el Principado.

Las decisiones aprobadas ayer en Madrid tiene una dimensión nacional. El Gobierno y las comunidades autónomas acordaron una oferta total de 9.539 plazas de formación sanitaria especializada para la convocatoria 2019-2020, un 13,5 por ciento más que esta edición (el aumento de Asturias es del 16 por ciento, como se ha indicado). Respecto a la convocatoria 2017-2018, el incremento de plazas totales de formación sanitaria es de 1.497, un 18,6 por ciento más.

La oferta de plazas de formación sanitaria especializada realizada por las 17 comunidades autónomas, el Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), el Ministerio de Defensa y el Instituto de Salud Carlos III cuenta con 1.137 plazas más que en la pasada convocatoria. De las 9.539 plazas de todas las titulaciones, 668 se reservan para personas con discapacidad.

La oferta de plazas MIR (para médicos) ascenderá a 7.512. Son 715 más que la convocatoria anterior, lo que representa un incremento del 10,5 por ciento. La especialidad con una mayor oferta es Medicina Familiar y Comunitaria, con 2.205 plazas (frente a las 1.914 en la anterior convocatoria, un 15 por ciento más), seguida por Pediatría con 481 (433), Anestesiología y Reanimación con 382 (344), Medicina Interna con 353 (334), Obstetricia y Ginecología con 269 (266), Cirugía General y del Aparato Digestivo con 210 (198) y Cardiología con 179 (168).

En enfermería la oferta es de 1.463 plazas, un 34 por ciento más que las 1.092 de la anterior convocatoria. Por especialidades, el mayor número de plazas es para enfermería Familiar y Comunitaria con 521 (un 53 por ciento más que el año pasado). Por detrás se encuentra enfermería Obstétrico-Ginecológica con 401 plazas (379) y enfermería Pediátrica con 188 (133).

Respecto al resto de titulaciones, hay 51 plazas para el ámbito de la biología (frente las 49 de la pasada convocatoria), 271 para farmacéuticos (267), 189 para psicólogos (141), 15 para el ámbito de la química (22) y 38 para física (34).

Todas las comunidades autónomas han aumentado su oferta de plazas de formación sanitaria especializada. Las regiones que han registrado un mayor incremento son Islas Baleares (39,5 por ciento), Navarra, Extremadura, Castilla y León y Aragón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook