04 de agosto de 2019
04.08.2019

El alcalde de Mieres, sobre el grado de Deportes: "Esto es un circo de tres pistas"

"Se han tirado a la basura 130 millones de euros en un campus que sigue vacío", reprocha Aníbal Vázquez en el día del concejo en la Fidma

03.08.2019 | 23:24
Por la izquierda, Aníbal Vázquez, el Padre Ángel, Dolores Olavarrieta y Félix Baragaño, ayer, en la Fidma.

"Que en el campus de Mieres se hayan gastado 130 millones de euros y siga vacío tendría que costarle algo a alguien; tienen que darle de una puñetera vez el desarrollo que merece. La tardanza de la Universidad ya no se entiende". Así lo dijo ayer Aníbal Vázquez, alcalde de Mieres, en plena Feria de Muestras de Gijón y durante la celebración del ya tradicional acto "Mierenses por el mundo", que se centró este año en la presentación del nuevo libro del padre Ángel. Las quejas de Vázquez hacen referencia a la implantación del debatido grado de Deportes, por el que pugnan desde hace meses su consistorio, el de Oviedo y el de Gijón. "Esto ya es un circo con tres pistas. ¿Y queremos hablar de área metropolitana? ¿Nos la podemos tomar en serio con estos cantonalismos? Que el grado se quede en Mieres es de justicia", espetó.

El regidor reconoció estar ya "harto" de lo que él considera una "tardanza inexplicable" por parte de la Universidad de Oviedo para decidir dónde implantará finalmente el de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Vázquez defendió que "desde el principio" se había barajado Mieres como opción principal. "Y se dijo por una cosa fundamental: Mieres tiene campus. Que parece que algunos no se enteraron todavía de que la Universidad de Oviedo tiene tres sedes, y mira que son universitarios, deberían saberlo", criticó, y añadió: "A veces paso ganas de decirle al rector: tardan ustedes más en parir que un elefante".

A ojos del Alcalde, permitir que el grado deportivo acabe en Gijón o en la capital dejarían "medio vacío" el campos de su concejo. "En un país normal esto no pasaría: que se hayan gasta 130 millones de euros y que el campus siga vacío, que no tenga un departamento, que estén los laboratorios muertos de risa. Esto a alguien tendría que costarle algo, pero como en este país da igual so que arre, pues así estamos, con 130 millones en la basura y sin darle de una puñetera vez el desarrollo que merece", arremetió. Animó a los responsables de la Universidad, por tanto, "a dejar de llevar la margarita de atrás para delante y deshojarla de una vez".

Vázquez reconoció también que este debate se le está haciendo "cansino" y encuentra una relación directa con la también polémica área metropolitana: "Esto ya es una verbena, un espectáculo de risa, un circo de tres pistas. ¿Nos podemos tomar el área metropolitana en serio con estos cantonalismos? ¿Alguien se piensa de verdad que eso va a llegar a buen puerto? En Mieres nunca hemos dicho nada cuando el resto de titulaciones se quedaban en Oviedo y en Gijón". Aseguró, no obstante, que el enfado no alcanza el terreno personal. "Yo tengo piso en Gijón desde hace 42 años y no, no me siento en territorio hostil. Pero mi postura es la que es", sentenció. Si finalmente pierde la batalla, adelanta, "se perderá una de los principales elementos de fuerza de la reconversión en las comarcas mineras". "He revisado lo que nos prometieron el día de la inauguración y más de uno debería encerrarse en una choza y tirar la llave; es de vergüenza", finalizó.

Ya más desahogado, el Alcalde acudió a la Feria de Muestras para saludar en persona a su "Angelín", el padre Ángel, que protagonizó el acto del día del concejo por la presentación de su libro "Un mundo mejor es posible". También se premió la labor de la Federación Internacional de Centros Asturianos (FICA), representada ayer por su presidente, Manuel de Barros, que recordó que "Asturias no es sólo el Principado ni su territorio" y que "los cientos de miles de emigrados son pequeños cachines de Asturias por todo el mundo". "Los que emigraron lo hicieron porque no les quedó otra alternativa. A veces siento que los que vivís aquí no tenéis esa sensibilidad con la gente que se ha tenido que ir fuera; no siempre nos sentimos tan queridos", lamentó. A su juicio, centros como los que él dirige se han convertido ya en "pequeñas embajadas" con asturianos "que trabajan gratis" para potenciar el turismo. "No somos una carga sólo por estar fuera; damos mucho más de lo que recibimos", afirmó.

Dolores Olavarrieta, presidente de "Mierenses por el mundo", explicó que grupos como los de FICA ayudan a que los emigrados de la región "puedan llevar a Asturias por bandera" fuera de sus fronteras, una labor similar a la que ella realiza desde Mieres. "Es un trabajo igual de triste que gratificante", aseguró.

El acto tuvo varios interludios musicales: un paseíllo con la banda de gaitas del concejo, varios pases de la pianista Charo Álvarez, y una emotiva actuación del Coro Minero de Turón, que entonó "En el Pozu María Luisa". Acudió también al acto celebrado en la Feria, Santos Tejón Llaneza, edil socialista en el Ayuntamiento de Gijón pero nacido en Mieres, y Begoña Serrano, directora general de Emigración y Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Asturias, que recordó que "los más de 120.000 asturianos viven fuera del país merecen la misma labor política". Vino acompañada, por último, por Félix Baragaño, de la Cámara de Comercio, que reconoció que el día de Mieres en la Feria de Muestras "es ya tradición".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído