05 de agosto de 2019
05.08.2019

El bloqueo de Podemos y Cs puede "descuadrar" las cuentas del Principado, avisa Barbón

El Presidente reprocha la "hipocresía pura" de los que en Asturias piden soluciones que dependen de inversiones en Madrid y allí obstruyen el Gobierno

05.08.2019 | 00:58
María Luisa Carcedo deposita un ramo de flores sobre la tumba de los fusilados en La Bornaína. Detrás, el alcalde de San Martín del Rey Aurelio, José Álvarez, "Quirós", y la secretaria de Memoria Histórica de la FSA, Begoña Menéndez.

"Cada minuto que pasa sin que Pedro Sánchez sea un presidente plenamente operativo", Asturias se ralentiza y "pierde dinero a chorros". Adrián Barbón advierte de que el coste de la parálisis, al menos el más evidente de los doscientos millones de euros de la financiación autonómica que el Principado tiene en el alero por la ausencia de presupuesto y de autoridad del Ejecutivo estatal en funciones, "puede descuadrar" las cuentas del gobierno regional recién creado. Tal vez no tanto los presupuestos de este ejercicio como los del próximo", pero en todo caso es un contratiempo. "Una mala noticia". "Un drama". El presidente del Principado pide cuentas y soluciones, pero no al Ministerio de Hacienda como el presidente popular de la Xunta de Galicia o sus correligionarios de Castilla y León.

Barbón hace responsables, dijo ayer, a Podemos y Ciudadanos, a los que por acción u omisión impiden el paso de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno plenipotenciaria. Ante la constancia de que el bloqueo político en Madrid retiene las actualizaciones de las entregas a cuenta de la financiación autonómica de 2019 y 75 millones más que corresponden a Asturias de la liquidación del IVA de 2017, o ante la certeza de que la factura conjunta viene a ser más del cuatro por ciento del presupuesto de 2019, Barbón se enfada. Hacienda aduce que la Abogacía del Estado desaconseja que el Gobierno haga efectivos los pagos mientras esté en funciones y por eso el jefe del Ejecutivo regional redirige la exigencia hacia sus antagonistas políticos.

A la fiesta socialista de La Camperona, en las alturas donde el concejo de San Martín del Rey Aurelio se toca con los de Bimenes y Siero, junto a la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, y entre otros el consejero de Industria, Enrique Fernández, y varios diputados y alcaldes de la comarca, el presidente del Principado fue entre otras cosas a fijar sobre los naranjas y los morados las responsabilidades políticas "de lo que pueda pasar": de la parálisis actual y eventualmente, aunque aclarará que no pierde "la esperanza de que haya gobierno", de un otoño con elecciones. Barbón llevó al encuentro veraniego con la militancia de la cuenca del Nalón la "idea fuerza" de que la culpa la tienen Ciudadanos y Podemos, el mensaje de que espera que si vuelve a haber urnas los votantes "se lo tengan en cuenta". Imputa a Ciudadanos que haya "traicionado su discurso original de centralidad convirtiéndose en un agente activo de la derecha"; a Podemos que "no haya aprendido nada de lo que pasó en 2016 ni de lo que los votantes les dijeron en las urnas en Asturias". No habla del PP, "que tiene su propia estrategia de forzar unas elecciones para absorber votantes de la extrema derecha y de Ciudadanos", y reclama de las sucursales asturianas de los dos partidos que presionen a sus matrices nacionales para desatascar la situación política. "No es tacticismo político", remata, "sino estrategia para Asturias". Y tampoco es equiparable, desde su punto de vista, esta petición de abstención a Ciudadanos con la que el PSOE le dio a Rajoy a regañadientes en 2016. "Ahora no hay otra alternativa" que la socialista; entonces, "como demostró la moción de censura", sí.

La sensación de que el bloqueo ya está costando dinero no se aplaca con posibles alternativas probablemente viables sin un gobierno en plenitud, como una elevación de los objetivos de déficit para las comunidades autónomas, que Barbón recuerda que a su vez, en su día, también "fueron bloqueados". Elevando un tono más el volumen del reproche, el Presidente hace frente a la "hipocresía pura" de su oposición en la Junta, mirando a los mismos y afeándoles sin mentar a Podemos que con una mano pidan soluciones por ejemplo para las cercanías ferroviarias y con la otra bloqueen un gobierno plenamente operativo que pueda invertir en ferrocarriles. "Yo soy el primero que piensa que la situación del ferrocarril es un escándalo que hay que resolver", pero cuestiona que sean "los que generan el problema los que nos exigen responsabilidades a nosotros". O que "los que critican las asignaciones a los grupos parlamentarios estén los primeros en la cola para cobrarlas".

En una cita para él "casi sagrada en el calendario del socialismo asturiano", de homenaje a los compañeros caídos en la bocamina de La Bornaína y encuentro de confraternización política y reafirmación colectiva en la campera de la cuenca minera, Barbón quiso combatir "el discurso complaciente de la decadencia", el de "la rendición y la falta de autoestima como asturianos" reivindicando un rearme de "optimismo" e "ilusión" en torno a una región con enormes problemas ha salido, resaltó, de otras peores.

"Exigencia y acuerdos"

Para salir, "necesitamos aliados", dice pensando en Madrid. Y "frente a quienes piensan que hacer política es enfrentarse con el Gobierno central", él prefiere tener aquello que repite siempre de "la agenda de Asturias en la mesa del Consejo de Ministros". Promete, esto sí, que no habrá sumisión y que "los tres elementos de nuestra relación" con el Ejecutivo en Madrid serán "exigencia, acuerdos y resultados".

Una ministra en funciones, la de Sanidad, María Luisa Carcedo, nacida no muy lejos de La Camperona, acompañó ayer a Barbón física y espiritualmente en la conciencia de que el PSOE sigue haciendo "todo lo que está en nuestra mano" para construir "un Gobierno progresista que no dependa de los independentistas". El partido trabaja ahora en encuentros con "colectivos de la sociedad civil" para "escuchar sus inquietudes" y recoger sus propuestas y necesita, porque "corre prisa", soluciones para una situación de parálisis que "no resiste los juegos partidistas de intentos de bloqueo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído