06 de agosto de 2019
06.08.2019

Asturias resuena en Sevilla

El Centro Asturiano de la capital hispalense premia al cantante Luis Estrada y a la ciudad de Avilés

06.08.2019 | 00:59

"Donde hay un asturiano, hay un cachín de Asturias". La frase la pronunció ayer la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, al recibir la Madreña de Bronce que el Centro Asturiano de Sevilla otorgó este año a la ciudad asturiana por "su colaboración, que acerca Asturias a la diáspora" ya desde el año 1248, cuando el capitán avilesino Rui Pérez rompió las cadenas que los invasores árabes habían colocado en el Guadalquivir, abriendo paso para la liberación de la ciudad. Un episodio que ilustra el escudo de la villa avilesina, como así se remarcó.

A Sevilla y a Avilés "nos unen muchos lazos", enfatizó Monteserín, que aseguró que no es extraño escuchar el acento andaluz en barrios avilesinos como La Carriona, Llaranes o Versalles. "El carácter abierto y alegre de los avilesinos viene determinado por el encuentro entre ambas culturas", aseveró Monteserín, que felicitó a los centros asturianos por "mantener viva la llama de la asturianía de generación en generación".

El l momento más emotivo del acto llegó con la entrega del otro gran galardón del centro, el memorial Joaquín Álvarez, a Luis Estrada, profesor, amante de la sidra y cantante de tonada. El que fuera miembro del legendario "Cuarteto Torner" agradeció el premio de la forma que mejor sabe: cantando. Junto a sus excompañeros de cancios Roberto González y Arsenio Fernández-Nespral entonaron "Campanines de mi aldea", de "El Presi". "Son lo mejor de mi vida", aseguró el cantante, que compartió el premio con ellos y Josefina, la viuda de Emilio García Casal, que completaba el cuarteto hasta su muerte. A ellos se les entregó también una placa de reconocimiento.

"Los centros asturianos funcionan para Asturias y con Asturias", explicó Manuel de Barros, presidente de la Federación Internacional de Centros Asturianos, que suma alrededor de 90 instituciones de todo el mundo. "La emoción es lo más importante, pero también son necesarias las ayudas", enfatizó de Barros, que pidió a los Ayuntamientos "recuperar esa forma de cooperar con los centros asturianos que tan buenos frutos nos dio en el pasado".

Por su parte, José Alberto González, presidente del centro sevillano anunció que para el próximo año, donde se cumple el cincuentenario de la institución, están organizando "actos de envergadura" para celebrar la efeméride tras medio siglo "de años muy buenos y muy malos" en los que "con esfuerzo y con el corazón" lograron seguir adelante. "Necesitamos la colaboración de Asturias, pero con la boca grande", explicitó González, que remarcó que la caseta que el Centro Asturiano tiene en la Feria de Abril es "una de las más peculiares del recinto" y que la institución tiene incluso su hueco en la Semana Santa sevillana cuando, al paso de la hermandad de La Milagrosa, desde la azotea del centro suenan sones de gaita. Constatación de que Asturias resuena en todo el mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído