06 de agosto de 2019
06.08.2019

Los yayos, al rescate con "Macarena"

Un grupo de jubilados aprende técnicas de reanimación para afrontar emergencias al ritmo de la canción de "Los del Río"

06.08.2019 | 01:00

Durante dos horas, Jorge Castro y Alberto Mamés, instructores y también técnicos de emergencia sanitaria, informaron y mostraron ¡en la Feria de Muestras cuáles son los principales pasos a seguir en los primeros momentos de una situación de emergencia. La Fundación del Transporte Sanitario celebró el día de las personas mayores invitando a jubilados a aprender cómo actuar en situaciones de primeros auxilios en el ámbito doméstico. No hay edad para salvar una vida: "los yayos, al rescate".

"Nosotros tardamos tiempo en llegar, pero el tiempo es vida por lo que, cuanto antes se actúe, mejor", admite Castro, en un receso del curso, que los "alumnos" siguen sin pestañear, con el máximo interés. Una de estas prácticas, el RCP, consiste en realizarle al paciente un masaje cardiorespiratorio. Realizarlo es sencillo, cuando se tiene al lado un instructor: "Lo primero es intentar hacer reaccionar al paciente y, después, pedir ayuda. Posteriormente, se realiza el masaje con profundidad, pero rápido", explica Mamés. "El ritmo es similar al de la canción de "Los del Río" "La Macarena", en vuestra cabeza podéis cantarla si queréis", bromea.

"Yo quiero que hoy quede constancia de que lo más importante es que, en la llamada al 112, las personas se expliquen bien, y respondan a todas las preguntas que se les hace desde los servicios de emergencia", confiesa Juan Luis González, director de Instituto de Emergencias. Esta información resulta vital para conocer el estado del paciente y la ayuda que necesita.

Los asistentes al taller confirman la importancia de saber aplicar este tipo de maniobras. Ana Mediavilla es trabajadora social. Cada día trata con personas mayores pero entiende que "es bueno saber aplicar estas prácticas, tal vez un día necesites saber aplicarlas en tu vida personal". Jorge Castro, otro de los participantes en la actividad, admite que, unos años atrás, fue socorrista pero que quiere volver a recordar cómo se afrontan este tipo de situaciones. "Aún así creo que donde tenían que enseñarlo es en colegios, para los niños esta información es importante", reflexiona. De igual forma se pronuncia Juan Manuel Sánchez, coordinador de la Fundación del Transporte Sanitario de Asturias: "Debería formar parte del contenido curricular, no ser una actividad extraescolar o excepcional".

Estas nociones básicas, en EEUU, por ejemplo, se imparten a más población que en Europa, "y al aumentar el número de personas formadas, se reduce el número de personas fallecidas", admite Sánchez. Los promotores de esta iniciativa pretenden eliminar los mitos que circulan alrededor de estas prácticas, y así lo aseguran los instructores Jorge Castro y Alberto Mamés: "El futbolista, cuando cae desplomado, no salvó su vida gracia al compañero que le extrajo la lengua en medio del terreno de juego. Si le metes los dedos en la boca, en ese estado, lo normal es que te los arranque de un mordisco", confiesan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído