07 de agosto de 2019
07.08.2019

Reducir las cargas fiscales, la solución de Medio Rural para relanzar el campo

El titular de Agroganadería, Alejandro Calvo, apuesta en su primera visita oficial por dar recursos a los concejos para bajar impuestos en los pueblos

07.08.2019 | 01:14
Alejandro Calvo, segundo por la izquierda, ayer, durante su visita al cebadero de Quirós.

Reducir las cargas fiscales en el medio rural para incentivar la actividad económica en la zona y luchar así contra el despoblamiento. Esa es una de las prioridades que se marca el nuevo consejero de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca, Alejandro Calvo, que ayer realizó su primera visita institucional a Quirós. Con ella quiso demostrar su firme apoyo a la ganadería, la "base" del campo, a la vez que lanzar un mensaje de futuro: el medio rural "debe convertirse en una oportunidad para quienes ahora están en la ciudad o desarrollan actividades ajenas a los pueblos". En este sentido, Calvo abogó por "dar más recursos a los ayuntamientos, a través de fondos de cooperación, que les permita rebajar la fiscalidad bajo sus propios criterios desde una idea de descentralización". Una de sus propuesta es reducir el IBI o los impuestos sobre las construcciones ganaderas.

A juicio del titular de Desarrollo Rural, las "grandes transformaciones en materia fiscal" se producirán en el campo asturiano a través de un pacto de Estado, en el que el Gobierno de Pedro Sánchez "ya está trabajando". "De ahí tienen que venir las medidas de alcance, como por ejemplo que la fiscalidad en el IRPF pueda ser diferenciado para la gente que vive en el medio rural", señaló. Alejandro Calvo recordó que esas políticas fiscales "no son competencia de una comunidad autónoma". "Si la gente que vive en el medio rural está cumpliendo una función para el conjunto de la sociedad tiene que ser reconocida, una forma de hacerlo es que las cargas fiscales sean menores", destacó.

El nuevo Consejero de Desarrollo Rural visitó ayer una ganadería y el cebadero comunitario de terneros de Las Ubiñas-Valles del Oso junto a los alcaldes de Quirós y Proaza, Rodrigo Suárez y Jesús García, respectivamente; el presidente de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternera Asturiana, Rubén Fernández; los concejales José Prieto, Nati Fernández y Purificación Arias; y el ganadero jubilado José Pato. Alejandro Calvo justificó su visita al concejo quirosano por "ser un ejemplo de explotaciones ganaderas de montaña que destacan por un modelo sostenible y de cooperación". Comenzó visitando la ganadería "Pato" en el pueblo de Chanuces para después desplazarse al cebadero ubicado entre este pueblo y el de Murias. En estas instalaciones hay en la actualidad más de trescientos terneros destinados al consumo. Allí Calvo hizo una gran defensa del campo asturiano: "Quiero ser el consejero de la gente que vive en el mundo rural; la ganadería tiene presente y futuro. La prioridad es que la gente de los pueblos entienda que trabajamos para ellos y que esta es su Consejería. Tenemos mucho que hacer, también mucho que escuchar. No podemos olvidar para quién trabajamos".

Entre los objetivos del nuevo Consejero están también impulsar las marcas de calidad alimentarias así como el sello regional "Alimentos del Paraíso". "Los ganaderos y agricultores son el primer eslabón de la defensa de la biodiversidad", señaló. Calvo terminó su visita reflexionando sobre la agroecología, un concepto de moda en Europa: "Es el modelo tradicional del campo pero actualizado. Se genera economía y un proyecto de vida en el campo". Sus palabras fueron bien acogidas tanto por ganaderos como por políticos, que aplaudieron que Calvo "es una persona que conoce el campo y sus necesidades". El cangués es ingeniero técnico agrícola y agrónomo, con másteres en Ganadería, y Viticultura, Enología y Marketing.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído