08 de agosto de 2019
08.08.2019
FIDMA

La brecha salarial en las empresarias es mayor que en las asalariadas, dice Asem

Las autónomas facturan a precios más bajos que los hombres y en los consejos cobran menos las féminas, señala la Asociación Empresa Mujer

08.08.2019 | 01:01
Por la izquierda, Teresa Fernández Marmiesse, Sonia García, Almudena Cueto, Silvia Vigatá, María Calvo y, en el atril, Ana López Cancio, en la jornada de Asem en la Feria de Muestras.

La brecha salarial entre empresarias y empresarios es mayor que entre mujeres y hombres asalariados, según aseguró ayer la presidenta de la Asociación Empresa Mujer (Asem), Ana López Cancio, en la XVI Jornada de Empresarias y Profesionales organizada por Asem en la Feria. Cancio hizo un llamamiento al nuevo gobierno regional para "que nos ayude a demostrar y mostrar la diferencia salarial que existe entre la mujer empresaria y el hombre empresario, que es algo oculto, de lo que no se habla nunca y que existe; ganamos mucho menos dinero".

La presidenta de Asem abundó señalando que la brecha salarial entre empresarias y empresarios nunca se ha estudiado, "pero estoy convencida de que es una brecha bastante mayor que la de los asalariados".

Puso como ejemplo el caso de las empresarias autónomas, que "valoran menos su trabajo, porque parece que se nos ha enseñado a que nuestro trabajo tiene menos valor. En la asociación tenemos a arquitectas y abogadas que tienden a valorar por debajo su trabajo y parece que hagan un trabajo de menor calidad (que los hombres), cuando en muchos casos es mejor", agregando que esa brecha debe combatirse haciendo que las mujeres sepan que "tenemos un valor exactamente igual" al de los hombres.

López Cancio considera que la fórmula para superar esa brecha empresarial es haciéndole saber a las empresarias que tienen un valor igual que el de los hombres y que la sociedad les apoya, algo que "va a hacer que tengan reconocimiento y que no necesiten bajar sus precios para poder sentirse competitivas". En ese sentido, la directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cueto, terció señalando que la sociedad tiene que reconocer el valor de las mujeres, pero "las primeras que lo tenemos que reconocer somos nosotras mismas; las mujeres nos tenemos que empoderar y valorar nuestro trabajo y perder esos miedos e inseguridades que el entorno desigual en el que venimos nos hacen sentir".

La presidenta de la federación española de asociaciones de empresarias y directivas BPW Spain, Silvia Vigatá, hizo referencia por su parte a que en los consejos de administración de las empresas se paga menos a las consejeras que a los consejeros.

La directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cueto, apuntó que existe una diferencia a la hora de facturar entre las empresas lideradas por mujeres y las lideradas por hombres, pese a que no hay diferencias entre los productos o servicios que ofrecen y también resaltó que los sectores en los que más emprenden las mujeres, como la economía del cuidado, están menos reconocidos socialmente que otros.

Por su parte, la coordinadora de la mesa por la igualdad de FADE, María Calvo, hizo una alusión más amplia a la igualdad en el mundo de la empresa, de la que indicó que "además de una cuestión de justicia social es fuente de mejora de la competitividad", agregando que Asturias no puede permitirse "despilfarrar el 50% del talento" que atesoran las mujeres.

Teresa Fernández Marmiesse, vocal del comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de Gijón, abogo porque la brecha no sólo desaparezca en el ámbito laboral, sino también en el doméstico, ya que "si las mujeres se incorporan en plenitud de condiciones al ámbito profesional, pero al llegar a sus casas se encuentran la peor de las tradiciones, estaremos avanzando sólo la mitad del camino".

En la inauguración de la jornada también intervino Sonia García, del Banco Sabadell Herrero, quien centró su intervención en la movilidad sostenible y la alimentación saludable, motivo de jornada de Asem de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook