08 de agosto de 2019
08.08.2019
CONTENIDO PATROCINADO

Los carbayones regresan a la FIDMA en su 95.º cumpleaños

Camilo de Blas conmemora el aniversario de este pastel que se ideó para la primera Feria gijonesa de 1924 y ahora llega al recinto ferial Luis Adaro en tamaño mini

08.08.2019 | 18:54
Stand de Camilo de Blas en la FIDMA. |

Los carbayones, uno de los pasteles más populares de Asturias, regresan a la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA) para conmemoran su 95.º cumpleaños. La historia de estos dulces de almendra y yema está íntimamente ligada a la FIDMA. De hecho, se idearon precisamente por encargo de quien era alcalde de Oviedo en 1924, que mandó a José de Blas crear un postre que representase a la capital del Principado para acudir a la Feria de Muestras en Gijón. José de Blas, junto a su primer maestro obrador, José Gutiérrez, inventó el carbayón, que ahora cumple 95 años.

El nombre de este pastel dicen que surgió en una reunión de amigos en la que estaba presente José de Blas. La pandilla se reunía frecuentemente en la botica de la farmacia Migoya, situada justo enfrente de la tienda que atesoraba por aquel entonces, y les solía llevar pasteles para que los catasen y diesen su parecer respecto a sabores y texturas. Así, José de Blas presentó a sus amigos la creación del pastel de almendra y yema que acudiría a la primera Feria Internacional de Muestras de Asturias. Entre ellos, pensaron en qué nombre dar a tal dulce manjar y acordaron llamarlo "carbayón", en alusión al roble que representa a todos los ovetenses. El carbayón se presentó posteriormente en la Feria de Muestras de 1924 junto a otro de los dulces más vendidos de Camilo de Blas, las bautizadas como duquesitas, unos aros de almendra y yema bañados en azúcar.

Los carbayones celebrarán su 95.º aniversario en el lugar que los vio nacer: la Feria Internacional de Muestras de Asturias. Para festejar tal hecho, los confiteros de Camilo de Blas han preparado la versión mini de este pastel. "Llevamos varios meses realizando pruebas para que el carbayón pequeño sepa igual que el grande._Esto es difícil de conseguir porque es un pastel que incluye muchos ingredientes, pero lo hemos conseguido", comenta Paloma de Blas Diéguez, tataranieta de Camilo de Blas Heras, el fundador de la confitería ovetense, que desde octubre está al frente del negocio.

La versión mini del carbayón se presentará al igual que su hermano mayor en la FIDMA a modo de homenaje. Esta dulce creación aún no está disponible en tienda, pero sí se pueden hacer pedidos para bodas, bautizos y otros eventos, a partir de 24 unidades.

El regreso de los carbayones a la FIDMA supone un homenaje a José de Blas, el bisabuelo de Paloma, quien hace 95 años mezcló en su obrador ingredientes hasta dar con la clave del pastel que desde entonces representa a Oviedo y a los ovetenses. Su versión mini hará más de lo mismo. Para empezar, su historia se gestará en el mismo espacio que su versión inicial, la Feria de Internacional de Muestras de Asturias, un escaparate incomparable en el que dar a conocer los mejores productos que atesora la región. Y Camilo de Blas cuenta con muchos de ellos gracias a una más que encumbrada trayectoria de, nada más y nada menos, 105 años en Oviedo.

Más información: https://camilodeblas.es/

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído