13 de agosto de 2019
13.08.2019

La música y el humor van de la mano

"Nacho el de Cimadevilla" buscó la emoción mientras el show de Gabino fusionó canciones y ventriloquía

13.08.2019 | 00:47

Música y humor a partes iguales. Así fue la jornada de ayer en el stand de LA NUEVA ESPAÑA de la Feria de Muestras de Asturias, donde cada tarde tienen lugar dos actuaciones musicales con artistas conocidos en la región. El primer turno, a las 18:30, fue para "Nacho", Ignacio García, el de Cimadevilla, todo un clásico en las actuaciones que cada año tienen lugar en la FIDMA. "Todo el mundo me conoce por Nacho, porque me apellido Nachón; lo de Cimadevilla es por empezar allí, desde siempre", explica este gijonés, que lleva 46 años encima de los escenarios. El cantante priorizó en todo momento "cantar aquello que le gusta a la gente para hacer pasar al público un agradable rato". Acompañado de su guitarra, protagonizó un recital con temas históricos como "Color esperanza", o famosas melodías del asturiano Víctor Manuel, como "El Abuelo" o "Por el camino de Mieres".

Asimismo, escogió también canciones del repertorio de Marco Antonio Solís, músico mexicano por el que tiene gran inclinación. Los espectadores disfrutaron de una hora de música ligera, modalidad que es habitual en sus bolos. No es ni la primera ni la segunda vez que el artista conquista el stand de LA NUEVA ESPAÑA, y asegura que "siempre es un placer volver a actuar en la feria".

Tras un breve descanso llegó el turno de Gabino y su show a las 19:30. El artista, que reside en Gijón pero es natural de El Entrego, comenzó su carrera musical formando pare de una orquesta de la cual se separó años más tarde para impulsar su carrera como solista. Incluso llegó a aparecer en el programa de Bertín Osborne "Lluvia de Estrellas", imitando al cantante argentino Luis Aguilé, llegando a ser finalista del programa de Antena 3. Gabino, un veterano en el mundo de la música, llevó a cabo un espectáculo por todo lo alto fusionando canciones de toda la vida, con humor, imitaciones e incluso parodias para encandilar a los más pequeños.

"Siempre intento hacer funciones agradables y divertidas, incluso compongo canciones más desenfadadas para todos los públicos", explica el artista. Las armas empleadas por Gabino para encandilar a su público variaron desde canciones de Raphael o Julio Iglesias, hasta ventriloquía con el "Mono Mariano" y la "Gallina Clementina", marionetas que hicieron reír a pequeños y mayores. Le acompañó su mujer, Pilar García, que ayuda a hacer las voces de alguno de los personajes o apoyar las canciones que necesiten de su voz femenina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook