16 de agosto de 2019
16.08.2019

El entretenimiento más antiguo del mundo

Los juegos de cálculo y estrategia de la Roma clásica llenan de curiosos el stand del Ayuntamiento de Gijón

15.08.2019 | 23:38

"Calculi", el primer juego de estrategia abstracta inventado, ha sido recuperado este año en el stand del Ayuntamiento de Gijón en la Feria Internacional de Muestras de Asturias "Es cierto que se trata de un juego complicado. También se puede descargar en plataformas digitales, pero tiene un sistema de juego mucho más sencillo que el original", asegura Victor Vega, responsable de explicar y guiar a los curiosos que decidan trasladarse por instantes a la época del imperio romano, mediante el entretenimiento. "La verdad es que está muy bien, pasas un rato agradable y además aprendes algo nuevo, porque yo la mayoría no los conocía", asegura Tania Vázquez, una de las personas que se acercó a disfrutar de la iniciativa.

Las instalaciones municipales han reservado en uno de sus espacios una amplia oferta de juegos de la Antigüedad clásica, más concretamente de la época romana. Aparte de los grandes espectáculos, Roma tenía sistemas de ocio más domésticos en los que invertían las horas muertas. "Es una actividad que ya hemos realizado y la hemos vuelto a traer y todavía es temprano porque en una hora esto estará lleno de gente", asegura Vega.

Dentro de este espacio también se pudo disfrutar de juegos como la tabla romana, muy usado por los legionarios romanos y es con bastante el que menos modificaciones ha sufrido hasta la actualidad. Otro de los juegos más representativos es el doble molino. Se trata de la versión complicada de las tres piedras, un entretenimiento de los más usados en Roma y las basílicas y calles están repletas de inscripciones de él. El objetivo es alinear tres piedras del color del equipo del jugador, para apoderarse de las piezas del contrario y que este no pueda conseguir alinearlas. "Sin lugar a dudas el juego que más éxito ha tenido es el Calculi", asegura Vega, que no cesa de informar a los visitantes ni un instante sobre el ocio durante el Imperio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook