26 de agosto de 2019
26.08.2019

Proaza y Navelgas, hermanados con "asturianía" en el Día de los Pueblos

Los dos lugares, unidos por los problemas del medio rural: "Los políticos siempre piden disculpas pero nunca dan remedios para la despoblación"

26.08.2019 | 00:57

La lluvia no impidió que Proaza "sellara su hermanamiento" con sus "vecinos" de Navelgas durante la celebración de la trigésima novena edición de los Pueblos de Asturias. El día comenzó negro, pero había quien mantenía la esperanza de que la lluvia diera una tregua. "A ver si el tiempo nos permite disfrutar", pedía Juan García, integrante de la Charanga de Corvera. "Es un día muy especial, viene gente de todos los pueblos, no solo los del pueblo homenajeado", agregaba.

Las bandas de gaitas, los grupos folclóricos y las charangas fueron las encargadas de animar y anunciar el comienzo de la fiesta por las calles de Navelgas. Pese a que la lluvia persistía, fueron cientos de personas los que se congregaron para disfrutar de la jornada, que comenzó con la entrega de los galardones. "Se está vaciando media España", afirmaba el artista Manolo Linares, fundador de la fiesta, iniciando así su discurso de manera contundente. Aseguró que esta celebración sirve para estrechar lazos entre pueblos pero también para poner en común los problemas del medio rural, algo que une tanto a Proaza como a Navelgas, y el concejo al que pertenece, Tineo. "Me tiembla la cartera, hay mucho político aquí", bromeó . Linares quiso aprovechar el momento para "dar caña" a los políticos, ya que considera que "siempre piden disculpas, pero nunca ponen remedio" al problema de la despoblación de los pueblos asturianos.

La asociación "El Arbedeiro"-encargada de la organización- distinguió con el premio "Arándano de Plata" a la cantante Marisa Valle Roso por "defender la tradición asturiana". También fueron galardonadas las subcampeonas del mundo de hockey, el equipo femenino gijonés Telecable Hockey Club. Su entrenador, muy emocionado, quiso agradecer el galardón: "Me hace mucha ilusión que se nos reconozca, y sobre todo que sea aquí, en Asturias, y por cosas que parecían imposibles. Hace 20 años a nuestras jugadoras les decían que no podían jugar a este deporte, y mira...". También entregaron el "Chosco de Oro" al presidente y dueño de la empresa Feito y Toyosa, Francisco Feito, por "no olvidar sus raíces". Tras él, llegó el momento de la "Paloma de la Fraternidad", entregada al pueblo de Proaza. Su alcalde, Jesús García, quiso agradecer la gran acogida del pueblo de Navelgas y confesó que ese galardón era un honor al "ser una muestra de valores tan importantes como la fraternidad y convivencia". Tras los actos oficiales comenzó la fiesta. Tocaba comida y, aunque no estaba previsto, se tuvo que trasladar al polideportivo por el tiempo. "El agua no nos va a fastidiar esta fiesta tan grande y especial", afirmaba Manuel de la Fuentes, integrante de una peña de Navelgas que ya cuenta con hasta cuatro generaciones y cogió fuerzas con una paella. Debido al tiempo se notaba menos afluencia, pero los asistentes tenían claro que el agua no iba a fastidiar la fiesta. "Lo hemos vivido distinto por la lluvia, pero lo mejor es unirse, comer y festejar", contaba Isabel Álvarez Mayo, de Tineo. "Es una fiesta muy tradicional, de toda la vida y donde nos juntamos amigos y familia", añadía Llara Gallo. Y tras la comida, hasta el sol se unió a la fiesta de la "hermandad y asturianía".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook