02 de septiembre de 2019
02.09.2019

Barbón promete ajustar el coste del Gobierno sin tocar "servicios prioritarios"

El Presidente defiende su nuevo organigrama: "Hay 36.000 funcionarios y 58 cargos políticos" l En ciencia "se había ralentizado la gestión", afirma

02.09.2019 | 00:22
Adrián Barbón, ayer, en la inauguración de la exposición sobre Severo Ochoa, en Oviedo.

"Donde unos ven gasto", Adrián Barbón ve "inversión". "Con esta nueva estructura queremos poner Asturias en la vanguardia". El presidente del Principado reincidió en la fórmula de la rentabilidad del desembolso para responder a las críticas que recibió el sábado de los sindicatos de la función pública por su decisión de ampliar la estructura del Gobierno y su coste. Frente a quienes le afean una pretensión de incremento de los altos cargos a costa de no atender las necesidades de la base de la plantilla de empleados públicos, Barbón entiende que decir que se pretende que haya "más jefes que indios" "es una exageración. Con profundo respeto a las organizaciones sindicales, en Asturias hay más de 36.000 funcionarios que dependen de la administración autonómica. Los cargos políticos de esa nueva estructura son 58".

El Presidente echa la cuenta sumando su puesto con los de los titulares de las diez consejerías, las tres viceconsejerías y las 44 direcciones generales y añade en dirección a los sindicatos que "entiendo lo que quieren decir y les quiero transmitir tranquilidad". La declaración que origina la polémica anunció el pasado viernes un incremento de algo más de un millón de euros al año en el coste del Gobierno que se pagará sin elevar el gasto público mediante "ahorros" del capítulo de personal y "amortizaciones de plazas" presupuestadas y no cubiertas. La interpretación del Presidente aclara que "no es nuestro posicionamiento el que esos ajustes para no incrementar el gasto público se hagan sobre la base de ningún puesto de servicios prioritarios, sino de la propia administración general. A lo mejor no nos explicamos demasiado bien", remata.

Quiso precisar asimismo que cuando se crea una nueva consejería "el coste no va a al consejero", "hay una estructura, una cobertura administrativa" que se dará mediante "el trasvase de funcionarios de una posición a otra". Dicho eso, el Presidente defendió que "el coste político es mínimo en comparación con los incrementos de la estructura, que es mucho más amplia", y añadió que "tenemos mucho que hablar con los sindicatos de función pública para eliminar desajustes que haya habido en el pasado". Centrado en la consejería de nuevo cuño de Ciencia, Innovación y Universidad, Barbón defendió su creación aduciendo que "habíamos apreciado áreas en las que se estaba ralentizando la gestión" y vaticinó que la elevación a rango de consejería "dará un impulso a las políticas científicas que espero empecemos a ver ya en cuatro años. Si eso nos sitúa en la vanguardia, es una inversión económica para el futuro de Asturias, porque hablar de ciencia e innovación es hablar de futuro". Habla en los mismos términos del turismo, "uno de los grandes sectores pujantes", que asciende de dirección general a viceconsejería, o de la cultura, de viceconsejería a consejería: "Muchas veces los sectores culturales se nos quejaban, y la cultura es otro de los grandes recursos de los que dispone Asturias para crecer. En esta estructura hemos intentado reforzar esas áreas".

El jefe del Ejecutivo autonómico replicaba así a la crítica generalizada de los sindicatos de la función pública tras el anuncio de la ampliación del coste del Gobierno y de la fórmula elegida para hacer frente al incremento. Entienden que las plazas presupuestadas y no cubiertas que el Principado amortizará para generar ahorros y no elevar el gasto del capítulo de personal son necesarias para la prestación del servicio y lamentan el incremento en el número de altos cargos que genera el paso de ocho consejerías a diez y de 41 direcciones generales a 44. A esas valoraciones se sumó ayer el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Fernando Sánchez, que invoca una opinión "favorable al reforzamiento de los servicios públicos", pero añade a renglón seguido que "para que se convierta en realidad debe llegar a las estructuras más bajas, aquellas que prestan directamente los servicios". A su juicio, "incrementar el gasto en cargos a nivel de dirección general no resuelve las necesidades de los ciudadanos de Asturias. Es insuficiente si no viene acompañado de un refuerzo integral".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook