02 de septiembre de 2019
02.09.2019

El día que cuatro militares de la Brilat evitaron una masacre en la base de Mali

Los soldados Ríos y Gómez, en un Lince, inutilizaron un coche bomba de los yihadistas, desactivado luego por los artificieros Néstar y Varela

02.09.2019 | 00:22

Fue un ataque de libro, repetido una y otra vez en las guerras asimétricas, desde Vietnam a Siria. De haberles salido bien a los yihadistas, hubiesen causado una masacre en la base de Koulikoro, en Mali, donde había 300 soldados españoles. Sin embargo, los soldados de la Brigada Galicia, la Brilat, a la que pertenece el Regimiento "Príncipe" con base en La Belga (Siero), actuaron conforme al entrenamiento recibido y conjuraron la amenaza. Los soldados Richard Ríos y Daniel Gómez, artillero y conductor de un Lince, inutilizaron un coche bomba con el que los yihadistas pretendían forzar la entrada de base de Koulikoro. Los artificieros Óscar Néstar y Pedro Varela, jugándose literalmente el pellejo, desactivaron la carga explosiva del vehículo, en la que había media toneladas de explosivo. Por esta hazaña, los dos primeros recibieron la Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo, la que se entrega por acciones de combate; los artificieros, la Cruz con distintivo azul.

Esta acción será sin duda uno de los aspectos que se tratarán mañana martes en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA, que contará con la presencia del coronel jefe de la Regimiento "Príncipe", Manuel Pérez López; el teniente coronel David Cuesta, jefe del batallón "Toledo", que desplegó a finales del año pasado y hasta mayor del presente en el sur del Líbano; y el teniente coronel Ignacio Armada de Losada, jefe del batallón "Zamora", con base en Pontevedra, que formó el núcleo de la misión en Mali durante el mismo periodo. La cita será a las siete de la tarde.

El ataque al centro de entrenamiento de Koulikoro se inició a las tres de la madrugada. Los terroristas llegaron a bordo de dos vehículos, dos Toyota "pick-up", ambas cargadas con media toneladas de explosivo. Al llegar a las inmediaciones de la base, los ocupantes de uno de los vehículos se bajaron del mismo y empezaron a disparar desde las proximidades de una de las puertas de acceso secundarias. Con ello pretendían claramente atraer a los soldados que se encontraban de guardia.

Las dos "pick-ups" continuaron a hacia el acceso principal. Allí se encontraban Ríos y Gómez, a bordo de un vehículo Lince, de guardia, junto con un grupo de soldados malienses. Gómez conducía el vehículo, Ríos se encargaba de la ametralladora, de 12,70 milímetros.

Una lluvia de balas cayó sobre el primer vehículo, que quedó inmovilizado a la entrada de la base. Los ocupantes del segundo vehículo, en la carretera de acceso, al ver que no podían entrar, hicieron explotar la carga de 500 kilos de explosivo, aunque sin graves consecuencias. La acción de diversión con la que se inició el ataque se prolongó hasta las cuatro de la mañana.

En el incidente resultaron heridos un civil y dos soldados malienses. Richard Ríos, de origen colombiano, diría más tarde: "Fue todo muy rápido, vi el vehículo frente a la puerta y respondí". Su sangre fría había frustrado los planes de los yihadistas. El objetivo de los terroristas era reventar la entrada de la base con la primera "pick-up", con el fin de dejar el camino expedito a la segunda para que se internase en la base y causase una masacre entre los soldados españoles.

Quedaba sin embargo desactivar la "pick-up" que había quedado sin estallar a la entrada de la base cometido del que se encargó el brigada Óscar Néstar, jefe del primer Equipo de Desactivación de Explosivos, y el sargento primero Pedro Varela.

La acción fue atribuida al grupo JNIM (Jama'at Nasr al-Islam wal Muslimin o Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes), una coalición creada en marzo de 2017 que integra a los principales grupos yihadistas en el área del Sahel: Al Murabitun, Ansar ad-Din, el Frente de Liberación de Macina y el llamado Estado Islámico en el Gran Sahara. Todos juraron lealtad como filial a Al Qaida del Magreb Islámico. Con ella pretendían vengar la muerte de uno de sus líderes a manos de tropas francesas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído