05 de septiembre de 2019
05.09.2019

"No damos abasto", clama la plantilla de la ITV, que exige más personal

Los trabajadores de la compañía pública reclaman recuperar la jornada laboral de 35 horas

05.09.2019 | 00:36
Los trabajadores de ITVASA, durante la protesta.

"No damos abasto". El grito de alarma lo lanzaron ayer los trabajadores de la Inspección Técnica de Vehículos de Asturias (ITVASA). Centenares de ellos se concentraron frente a la sede de la Consejería de Industria para exigir recuperar la jornada de 35 horas semanales, a la que aseguran que tienen derecho como empresa pública, reclamar más efectivos para poder reducir los tiempos de espera, que rondan el mes y medio, y para, aseguran, dar un servicio de mejor calidad. La empresa y los sindicatos, tras un amago previo de huelga, están en negociaciones para ver cómo se podrían arreglar estos problemas.

Enrique Martín, delegado sindical de la CSIF, aseguró: "Necesitamos que el consejero de Industria (Enrique Fernández) nos apoye y que facilite el tránsito para recuperar los derechos que perdimos en 2012", fecha en la que se pusieron en marcha los recortes sobre el sector público para hacer frente a la crisis. A su juicio, además, se necesita más personal y una mayor estabilidad laboral. "Los ciudadanos y la legislación nos exigen una calidad mayor para la inspección, debemos estar preparados", dijo.

La ITV asturiana tiene 240 trabajadores. La empresa está realizando ahora mismo un estudio sobre las necesidades de personal que se precisarían para mejorar el servicio. "Van a ser unos cuantos", aventuró Martín, "lo que necesitamos es mayor estabilidad, que salgan las plazas públicas porque en la plantilla hay unos cuarenta temporales, es un porcentaje muy amplio". De hecho, el Gobierno central había recomendado que la tasa de temporalidad en las compañías públicas fuera solo del 8 por ciento.

Por su parte, Julián José Zancada, de Comisiones Obreras (CC OO) y trabajador de la ITV de Avilés, dijo que "las estaciones tenemos falta de personal para poder atender en un tiempo razonable". "Las inspecciones ahora son más largas, llevan más tiempo", apuntó. Las citas acumulan una demora de un mes o mes y medio. A su vez, Javier Campa, de FICA-UGT, aseguró que "llevamos tiempo reclamando que los trabajadores de la ITV tengan una regulación laboral".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído