06 de septiembre de 2019
06.09.2019

La UCO cree que Villa presionó al Gobierno de Zapatero para sufragar el geriátrico

Los agentes sospechan que el dinero que afloraron el exsecretario del SOMA y Postigo procede del constructor del residencial de Felechosa

06.09.2019 | 01:47
José Antonio Postigo, en el centro, el día de su puesta en libertad.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha presentado un análisis de las evidencias del "caso Hulla", en el que indica que, "puesto de manifiesto el escenario fraudulento que rodeó el proyecto del Complejo Residencial de Mayores de la Minería", cabe la posibilidad de que "la fortuna aflorada por José Ángel Fernández Villa (1,2 millones de euros) y el que fuera su mano derecha, José Antonio Postigo (436.100 euros), tenga su origen en posibles entregas de dinero en efectivo por parte de Juan Antonio Fernández (gerente de Alcedo de los Caballeros y constructor del geriátrico de Felechosa), máxime si consideramos las evidencias del manejo de dinero de esta naturaleza durante la ejecución de la obra". Todo el edificio argumental de la UCO se sustenta sin embargo sobre indicios y conjeturas, ya que, a día de hoy, no hay pruebas materiales de ese trasvase, o al menos no aparecen en este informe de 429 páginas

El atestado estructura el resultado de las investigaciones, relatando hechos que se remontan incluso al año 2002, cuando, según la UCO, José Antonio Postigo se hizo con el control del Montepío de la Minería tras "chantajear" al entonces presidente, Ricardo López Estébanez, con desvelar el cobro de comisiones. El Montepío, con Postigo, llegó a tener un agujero de 17 millones de euros, añade el informe.

Se centra luego en la concesión de la subvención de 30 millones de euros al proyecto del geriátrico, para lo que se hizo necesaria la modificación de la ley, un proceso en el que según la UCO jugaron un papel providencial las presiones del "capo" (según la expresión utilizada en el informe) Villa a responsables del Gobierno socialista presidido por José Luis Rodríguez Zapatero. Y es que Villa "se habría erigido en el impulso e interlocutor con el personal del Ministerio de Industria". Ni qué decir tiene que estos extremos no han sido confirmados por los protagonistas: tras su detención, en mayo de 2017, Villa se negó a declarar.

La UCO desarrolla posteriormente la fraudulenta concesión del proyecto a Alcedo de los Caballeros -cuyo constructor tenía relación personal con Postigo-, la sospechosa tramitación en el Ayuntamiento de Aller de las autorizaciones para realizar las obras y el desarrollo de las mismas, con unos costes reales que no superaron los 21,6 millones de euros, según la UCO. Los agentes relatan el entramado de facturas falsas, engorde de gastos y certificaciones falsas en el que habría incurrido Alcedo. No falta el desvío de dinero del Montepío en el residencial de Roquetas de Mar, todo asuntos ya conocidos. La UCO considera que se han podido cometer hasta nueve delitos, desde malversación hasta blanqueo de dinero. El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, en el cierre de la escuela de verano del sindicato, indicó ayer sobre este asunto que si Villa está condenado ahora es "porque el SOMA aportó pruebas". Fernández espera que los informes de la UCO "sirvan para que se haga justicia y se condene al responsables de semejante fechoría". Y negó que los secretarios de la UGT se hayan enriquecido ilícitamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook