11 de septiembre de 2019
11.09.2019

Liderar proyectos con instituciones europeas, entre los retos más relevantes

10.09.2019 | 23:52

El Rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, lo volvió a repetir ayer: "La creación de una Consejería de Ciencia y sus planes de aumentar la inversión en I+D+i hasta el 2% del PIB nos hacen soñar". El máximo representante de la institución académica pidió, en la línea de Adrián Barbón, "olvidarnos del pesimismo y afrontar el futuro con ilusión". Y así se lo transmitió al propio presidente: "Tenemos muchas ilusiones puestas en la estructura del Gobierno". A la Consejería pidió "una mejor integración de los recursos y capacidades de I+D+i en Asturias y una apuesta decidida por potenciar las capacidades demostradas por la Universidad que nos ha permitido situarnos entre las 500 mejores del mundo (ranking de Shanghai), a pesar de nuestra ubicación geográfica y de nuestro reducido tamaño".

Ante todo, García Granda deseó un inicio de curso "tranquilo". El número de alumnos que empezarán hoy las clases será "similar" al del curso pasado, que contó con 21.141. "Quizá tendremos algún estudiante más en grado, pero en general mantendremos los números. Lo cual no es mala noticia visto el problema demográfico que hay en Asturias y para el que tenemos que estar preparados", manifestó en su cuarta inauguración académica. Sus retos para este curso son "seguir creciendo, tener cada vez más influencia a nivel internacional y liderar proyectos con universidades europeas". Para este último objetivo, señaló, "nos ayudará la mejora de nuestra posición en los rankings".

García Granda, que se refirió al 250.º aniversario de la biblioteca de la Universidad, transmitió al Presidente "algunas de la inquietudes que sentimos desde la Conferencia de Rectores": "tomar medidas urgentes en becas, prácticas académicas externas y captación y retención del talento; aumentar la inversión en investigación; abordar en profundidad el relevo generacional; eliminar las tasas de reposición; reducir la burocracia en los procesos de verificación, seguimiento y acreditación; flexibilizar las normativas sobre titulaciones...".

Pasa a la página siguiente

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook