11 de septiembre de 2019
11.09.2019

La "protección del estilo de vida de Europa" queda en manos del griego Schinas, gijonés consorte

Casado con Mercedes Alvargonzález Figaredo será uno de los vicepresidentes de la Comisión Europea y responsable de temas de inmigración

11.09.2019 | 21:41
Margaritis Schinas, con vinculaciones familiares con Asturias, nuevo vicepresidente de la Comisión Europea

El economista griego Margaritis Schinas, estrechamente vinculado a Gijón, ha sido designado vicepresidente de la Comisión Europea para la Protección de Nuestro Estilo de Vida, denominación bajo la que se encuadran las áreas de Inmigración, Seguridad, Empleo y Educación. Schinas está casado con Mercedes Alvargonzález Figaredo, jefa de gabinete del Grupo Popular en el Parlamento Europeo y décima de los once hermanos que integran esta familia naviera gijonesa, con la que tiene dos hijos.

Con su nombramiento, el Colegio de Comisarios de la Comisión Europea contará con una voz sensible hacia Asturias, "como ocurrió con Tajani", señalaba ayer su amigo y presidente del PP de Gijón, Alberto López-Asenjo. Además de ocuparse de áreas determinadas, todos los comisarios de la UE tienen capacidad de influencia sobre otras decisiones, que se toman de manera colegiada. "Tiene una sensibilidad especial hacia Asturias, a donde viene con cierta frecuencia y conoce perfectamente la realidad asturiana", señala López Asenjo, quien recuerda que Asturias se juega en Europa la obtención de fondos o que se pudiera ubicar en Asturias la Agencia Oceánica.

En el Colegio de Comisarios, Margaritis Schinas contará además con una ventaja, como es que conoce a la perfección la maquinaria europea. De hecho, es alto funcionario de la UE, ahora en excedencia.
Schinas, natural de Tesalónica, es un hombre hecho a sí mismo. Se formó en el Colegio Europeo de Brujas, una institución universitaria de élite, donde conoció a su mujer. Posteriormente entró a formar parte del cuerpo de funcionarios de la UE, escalando hasta el máximo nivel. Habla perfectamente cuatro idiomas, griego, castellano, inglés y francés, y durante muchos años trabajó con los comisarios de transporte españoles Abel Matutes, Loyola de Palacio y Marcelino Oreja. Muy vinculado a España, el último gobierno de Mariano Rajoy le impuso la Orden de Isabel la Católica.

Tuvo una gran proyección pública en la etapa en la que fue portavoz de la Comisión Europea, con la presidencia de Jean-Claude Juncker, en pleno proceso de negociación del Brexit. Está vinculado al Partido Conservador griego y durante unos años también ocupó puestos políticos en su país.
Quienes le conocen más de cerca destacan de él que es "muy mediterráneo y pro español", además de su don de gentes, simpatía y capacidad de diálogo. Como funcionario fue uno de los pocos extranjeros que trabajaron con los comisarios españoles de transporte en la UE. Ahora ha cambiado de rol, pasando de trabajar en un segundo plano para los dirigentes políticos de Europa a estar entre quienes toman las decisiones últimas.

Su última visita a Gijón tuvo lugar el pasado mes de mayo. Allí tuvo tiempo para compartir momentos con sus amigos asturianos, en un local hostelero de Somió. En la iglesia de esa parroquia gijonesa fue en la que se casó, por los ritos católico y ortodoxo, con Mercedes Alvargonzález

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook