12 de septiembre de 2019
12.09.2019

Los fiscales piden volver a los acotamientos pese a la caída de los incendios

Descienden los delitos por tráfico de drogas duras y suben los de marihuana y hachís

12.09.2019 | 00:20

Las diligencias por incendios forestales se redujeron el año pasado de 54 a 42, en tanto que las incendios imprudentes aumentaron de 16 a 18. Aunque parece que el problema va a la baja, en la Memoria de la Fiscalía de Asturias presentada ante el Fiscal General del Estado, se culpa de los incendios sobre todo a la regeneración de pastos, una vez eliminados los acotamientos en terrenos destruidos por el fuego. La Fiscalía defiende volver a este tipo de restricciones para frenar la destrucción forestal, así como el uso de elementos novedosos, como los drones para localizar e identificar a los incendiarios.

La memoria de la Fiscalía recoge un incremento de los delitos contra la ordenación del territorio, el patrimonio histórico y el medio ambiente, pasando de 80 diligencias en 2017 a 95 el año pasado. Los delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente se doblaron, pasado de 10 a 21. Hubo 31 casos de delitos contra la fauna y 23 de maltrato a animales, uno menos que en 2017.

Llama la atención el descenso de los delitos de tráfico de drogas, que pasaron de 213 a 206. Bajó el tráfico de drogas duras, de 54 a 49, pero aumentaron los casos relacionados con marihuana y hachís, subiendo de 27 a 41. Los delitos de tráfico de drogas cualificados pasaron de cinco a catorce.

Suben delitos como la sustracción de menores (de 11 a 16) y el abandono de niños (de 11 a 17). Los delitos contra el patrimonio experimentan un descenso del 5 por ciento, pasado de 5.703 a 5.420, aunque no los robos en casas habitadas y locales abiertos al público, que pasaron de 49 a 53. Aumentan las estafas, de 1.116 a 1.197 diligencias, y los delitos fiscales y contra la seguridad social, de dos a 11.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído