14 de septiembre de 2019
14.09.2019

Barbón fija como prioridad ante Fomento el problema de los trenes de cercanías

"No se debe a una maldición bíblica, sino a la falta de inversión", dice el Presidente l Casi 700 afectados por una avería en la línea a la Meseta

14.09.2019 | 01:04
Barbón, sentado en un pupitre, entre la Consejera, el alcalde (Iván Allende) y la directora del instituto.

El problema de los trenes en Asturias "no se debe a una maldición bíblica" sino que es "fruto de la falta de inversión", aseguró ayer el presidente del Principado, Adrián Barbón, durante la apertura del curso escolar para los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato de toda Asturias. En el transcurso de una visita al instituto de Infiesto, Barbón se refirió a la reunión que mantendrá el próximo lunes con el ministro de Fomento, Luis José Ábalos. El presidente autonómico aseguró que reclamará al gobierno central un "plan de choque inmediato" para las cercanías ferroviarias asturianas, al margen de un plan de inversiones que reflote este servicio.

Precisamente ayer cuatro trenes se vieron afectados por incidencias en las proximidades del Puerto de Pajares y en León, lo que afectó a casi 700 viajeros con retrasos entre 45 minutos y tres horas.

Este será uno de los asuntos que Barbón reclame a Ábalos, en una reunión a la que también asistirá el vicepresidente asturiano, Juan Cofiño. Barbón afirmó que el encuentro servirá para "abordar los grandes retos de Asturias" en infraestructuras y también "poner en valor la defensa de las posiciones" del Principado como comunidad autónoma sobre estas cuestiones.

"Llevamos con trabajos discretos con el Ministerio, pero quería tener una reunión personal con Ábalos", aseguró Barbón, quien admitió que será dificíl atajar los severos problemas que sufre el servicio de cercanías de Renfe en Asturias, sujeto a retrasos, cancelaciones, averías y falta de medios que han ido mermando el número de viajeros año tras año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído