14 de septiembre de 2019
14.09.2019

Miquel Iceta: "En España no se juzga a nadie por sus ideas, sí por sus actos"

"El federalismo es el sistema más adecuado a las necesidades de España", asegura el secretario del Partido Socialista de Cataluña

14.09.2019 | 01:03

"En España no se juzga a nadie por sus ideas; sí por sus actos: no hay presos políticos". Miquel Iceta, primer secretario de los Socialistas de Cataluña, (PSC), ofreció ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA una charla en la que destacó una argumentada defensa del modelo federal para lograr una España unida en la diversidad, como modelo de organización territorial y abogó por buscar una reconciliación a través del diálogo.

Iceta, que escuchó por primera vez hablar del federalismo en el Speakers' Corner de Hyde Park, cuando estudiaba inglés en Londres, alabó el sistema que tienen, a su juicio, los estados más avanzados del mundo, como "el más adecuado a las necesidades de España, a fin de lograr un reparto de recursos justo, equitativo y transparente".

"Creo que soy más español que los que me lo dicen que lo son tanto", indicó el político catalán, en un salón repleto de público, entre quienes se encontraban el presidente del Principado, Adrián Barbón; la delegada del Gobierno, Delia Losa; el vicepresidente y consejero de Infraestructuras, Juan Cofiño; la portavoz parlamentaria del Grupo Socialista, Dolores Carcedo; el exeurodiputado Antonio Masip; Beatriz Coto, directora de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo; el expresidente Juan Luis Rodríguez-Vigil; Javier Lanero, secretario general de UGT-Asturias; Gimena Llamedo, secretaria de organización de la FSA; el secretario de organización del PSC, Salvador Illa; el director general de Política Territorial y presidente de Tribuna Ciudadana, Alfonso Toribio, y la histórica militante socialista Ángeles Flores, "Maricuela", entre otros.

"Tenemos que buscar acuerdos; es difícil y deseable, lo que hay que hacer es empezar. Somos gente de izquierdas solidaria e inteligente", dijo Iceta, que fue presentado por el senador del PSOE Francisco Blanco y acompañado en la mesa por Virginia Gil, directiva de Tribuna Ciudadana, entidad que propició el acto.

"Algunas políticas del PP han sido gasolina para el independentismo, yo no he venido a insultar ni a enfrentar, ese no es mi estilo", aseguró el político, que lleva en activo cuarenta años, desde que se afilió a las Juventudes Socialistas de Cataluña. Iceta también aprovechó para desear la continuidad del Gobierno de Pedro Sánchez, "que es una garantía para ofrecer ese diálogo que hace falta, y de paso si en Cataluña tenemos un Gobierno que presida yo, pues mejor aún".

El toque de humor con el que acabó la frase no fue el único a lo largo de la intervención, en la que quedó de relieve el talante conciliador del dirigente catalán, aficionado a escribir haikus y a la literatura, como indicó Blanco en su presentación. "Estoy un poco afónico porque vengo de Madrid de intentar explicar las bondades del federalismo y he tenido que esforzarme un poco", señaló.

Uno de los falsos mitos que vino a romper Iceta en Oviedo es ese que sostiene que solo hay federalistas en Cataluña. Para ilustrarlo mencionó al ensayista y militante socialista segoviano exiliado en México Anselmo Carretero, que consideraba a España "el resultado de un largo y difícil camino".

Los cuarenta años de democracia son para Miquel Iceta el periodo en el que España más ha avanzado en su construcción democrática, con hitos como la puesta en marcha de las autonomías o la entrada en la Unión Europea. "Queremos un futuro para todos que supere las heridas del separatismo. Envidio el sentimiento identitario asturiano por esa dimensión generosa y fraterna que tiene; quien se siente realmente orgulloso de su identidad no necesita tanto postureo de banderas", recalcó Iceta. Su defensa de esa España unida en la diversidad no chocó con la defensa de la cultura y los valores de Cataluña: "También somos catalanistas y nos sentimos orgullosos de nuestro patrimonio cultural; no queremos renunciar a Maragall pero tampoco a García Lorca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook