17 de septiembre de 2019
17.09.2019

Nueva campaña contra las distracciones al volante, con 8 cámaras "cazamóviles"

Los descuidos estuvieron detrás de 226 accidentes en 2018, en los que fallecieron ocho personas y otras 35 sufrieron heridas graves

16.09.2019 | 23:50

Responder al Whatsapp en plena conducción puede ser fatal. El año pasado, las distracciones al volante estuvieron detrás de 226 accidentes con víctimas, un 24 por ciento de los registrados en Asturias, ligeramente por debajo de la media nacional. Estos accidentes tuvieron una consecuencia mucho más grave: un total de ocho fallecidos y 35 heridos graves. Esta cifra tan alta, lleva a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha, hasta el próximo domingo, una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante.

Esta intensificación de la vigilancia realizada por Tráfico en las vías interurbanas también se realiza en el ámbito urbano, ya que se invita a las policías municipales de numerosos ayuntamientos, a llevarlas a cabo en sus respectivos ámbitos de actuación y a las que la Dirección General de Tráfico agradece su aportación a la seguridad vial. En la última campaña de este tipo en Asturias, Tráfico sancionó a 157 conductores, el 2,27 por ciento de los 6.923 vehículos controlados por los agentes de la Guardia Civil y las policías locales.

A la vigilancia que realizan los agentes de tráfico a pie de carretera desde hace meses, la DGT utiliza medios automatizados para controlar este tipo de infracción. Actualmente dispone en Asturias de ocho cámaras que están instaladas en las carreteras y en las que se puede constatar si el conductor hace uso del móvil.

Situación

Las ocho cámaras están situadas en el centro de la región. Dos de ellas, en la Autovía de la Plata (A-66), una a la altura de Latores y otra en Mieres; dos en la salida de la Autovía del Cantábrico a la altura de Avilés; otras dos en la misma Autovía, a la altura del viaducto de Somonte, en Gijón, y Los Campos (Corvera); otra en la carretera de Oviedo a Lugones, en su enlace con la AS-17; y la última en la Variante de Avilés, a la altura de La Ceba.

Tráfico también advierte que la práctica de fumar en el coche es peligrosa. En encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos. A una velocidad de 100 kilómetros por hora, en ese tiempo se recorren 113 metros. Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

Por otro lado, el sueño y la fatiga son dos factores de riesgo muy desconocidos y a la vez muy implicados en la accidentalidad vial: alcances traseros, salidas de la vía, o ciertas invasiones del carril contrario contiguo son tipos de accidente muy frecuentes por estos factores.

La Ley de Seguridad Vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Estas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook