21 de septiembre de 2019
21.09.2019

Los acompañantes del transporte escolar exigen a Educación contratos dignos

Unos 400 afectados reclaman ser subrogados cuando se adjudica el servicio, cada dos años

20.09.2019 | 23:51

Los acompañantes del transporte escolar, figura obligatoria en el Principado, se están organizando para exigir a la Consejería de Cultura una solución definitiva a sus contrataciones. Fundamentalmente, que figure en el pliego de condiciones de contratación la figura de la subrogación, lo que les aseguraría el empleo y mantener el poder adquisitivo aunque cambien las compañías adjudicatarias.

El inicio del curso escolar registró algunas "incidencias" en el transporte escolar debido a algunas dificultades detectadas en el proceso de contratación de las compañías de autocares para este curso y el que viene.

Ahora el servicio se realiza con normalidad, pero los acompañantes, unos 400 en toda la región, denuncian que sus condiciones laborales son "ínfimas", según explicó una de las afectadas. Y todavía peor cuando se trata de quienes realizan esta labor en los autocares de colegios que tienen características que les distinguen, como son los de alumnos de educación especial, con discapacidad o en la zona rural.

"Lo que reclamamos es la subrogación. Hay personas que llevan hasta 15 años realizando este trabajo curso tras curso y cada vez que llega el proceso de adjudicación estamos en vilo porque no sabemos si la gente va a continuar en su trabajo o no", explicó una de las afectadas.

Una labor "básica"

El sentir general entre los acompañantes del transporte escolar es que su trabajo "es básico, porque es obligatorio, y no es reconocido", aunque se trata del cuidado de los menores en los trayectos entre su domicilio y el centro.

"Somos en total unos 400 trabajadores y estamos completamente desamparados. Si el Principado no incluye la subrogación en los contratos podemos perder el trabajo después de muchos años, y además seguiremos perdiendo poder adquisitivo. Ahora se cobra menos que hace 15 años", añadió. Su jornada es de dos horas diarias. "Lo único que reclamamos es que se tenga en cuenta nuestro trabajo y se den unas condiciones dignas y seguras de contratación", reivindican.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído