03 de octubre de 2019
03.10.2019
La entrega del "Asturiano del mes" de LA NUEVA ESPAÑA

Jambrina: "Es un espaldarazo a un proyecto innovador que tuvo que superar inmovilismos"

El "modelo Avilés" de atención psiquiátrica, pionero en España en el tratamiento de enfermos graves en su propio entorno, ha cumplido dos décadas de andadura

03.10.2019 | 01:03
De izquierda a derecha, Roberto Fernández (psiquiatra), Inmaculada Bárcena (enfermera), Francisca Viña y Rosa Asenjo (trabajadoras sociales), Laura Iglesias (psiquiatra), Cristina Pintado (enfermera), Juan José M. Jambrina (psiquiatra), Enrique González (gerente del área sanitaria de Avilés), Gema Vitos (enfermera de la unidad de coordinación de Salud Mental del Sespa) y José Ángel Arbesú (coordinador de Salud Mental del Sespa).

"Este reconocimiento supone un refuerzo y un espaldarazo a un proyecto que en su día fue innovador y que, quizá por esta razón, tuvo que superar prejuicios e inmovilismos". El psiquiatra Juan José Martínez Jambrina agradeció con estas palabras la distinción que LA NUEVA ESPAÑA entregó ayer a los principales artífices del "modelo Avilés" de asistencia psiquiátrica. Esta modalidad de atención a enfermos mentales severos fue elegida por este periódico "Asturiano del mes" de junio con motivo del vigésimo aniversario de su puesta en marcha.

Ayer tuvo lugar la entrega del galardón al doctor Jambrina, a varios integrantes del equipo y a algunos responsables sanitarios vinculados al área de Salud Mental de Avilés y su comarca. "Estamos aquí en nombre de los casi 110 profesionales de nuestra unidad", enfatizó el doctor Jambrina.

El galardón de este periódico ha recaído en concreto en el primer Equipo de Tratamiento Asertivo Comunitario (ETAC) del país. Se trata de un modelo de atención que focaliza su campo de actuación no tanto en los espacios sanitarios como en el entorno social más próximo del enfermo mental. Inició su trayectoria el 6 de junio de 1999 en la comarca avilesina.

Los psiquiatras Enrique Peñuelas (ya fallecido) y Juan José Martínez Jambrina, actual director de los servicios de Salud Mental del área III, fueron los introductores de un método asistencial que ha conseguido reducir hasta en un 75 por ciento los ingresos hospitalarios de los pacientes. La clave estriba en atender a los enfermos en su entorno, con un seguimiento continuado en colaboración con los servicios sociales y los dispositivos sanitarios de atención primaria.

"Capacidad de liderazgo"

En el momento actual, el ETAC de Avilés atiende a cerca de 150 enfermos. "Trabajamos con pacientes crónicos. Un punto fuerte del modelo es que permite detectar muy deprisa los primeros signos de descompensación, y eso nos permite activar rápidamente los tratamientos más adecuados", indicó Cristina Pintado, supervisora de enfermería del área de gestión de Salud Mental.

En el acto de entrega, Ángeles Rivero, subdirectora general de LA NUEVA ESPAÑA, destacó la "capacidad de liderazgo" demostrada por los promotores de la idea, así como "la valoración favorable manifestada por las familias de los pacientes". En el acto participaron también Gonzalo Martínez Peón, director del periódico, y Melchor Fernández Díaz, exdirector.

Ellos fueron los que entregaron al doctor Jambrina y a sus compañeros los atributos de la distinción: una primera página de este periódico con la noticia del reconocimiento, una caricatura de Jambrina realizada por el dibujante de LA NUEVA ESPAÑA Pablo García y una estela discoidea diseñada por el escultor José Manuel Legazpi.

El primer ETAC del mundo se puso en marcha en 1978 en Madison, Wisconsin (Estados Unidos). Los psiquiatras asturianos se inspiraron en esas primeras experiencias para poner en marcha una herramientas que consideran muy idónea "para proporcionar al paciente la intervención que precise según el momento por el que esté pasando, y no en función de etiquetas prefijadas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook