04 de octubre de 2019
04.10.2019

"Las barreras, por grandes que sean, las saltamos", dice el presidente de Aspace

Alejandro Nava, del colectivo de parálisis cerebral, emociona en la entrega del premio "Ana Casanueva": "Antes ni hablaba ni caminaba"

04.10.2019 | 01:03
Al fondo, por la izquierda, Carlos Casanueva, Santiago García, Carlos Fernández, Rafael Pedregal y Alejandro Nava, ayer, durante la entrega del premio "Ana Casnueva".

Con siete años Alejandro Nava "no hablaba, no caminaba y andaba a cuatro patas como los gatos". Pero su vida cambió por completo cuando entró en Aspace, la asociación de ayuda a personas con parálisis cerebral de Asturias. En ella, empezó a ir al fisioterapeuta, dio sus primeros pasos subiendo y bajando la cuesta de Latores, estudió un grado de FP, sacó el carné de conducir, encontró el amor... "Y desde hace 23 años trabajo para el colectivo. ¿Quién me lo iba a decir?", expresó ayer Nava en la entrega del premio "Ana Casanueva", concedido a la "familia" Aspace. Su relato emocionó a los asistentes, que interrumpieron en varias ocasiones al joven con aplausos. "Vale, vale, que me pongo colorao", contestó a la ovación.

Su testimonio sirvió para demostrar el "trabajo ejemplar", en palabras del jurado del galardón, que hace la asociación de ayuda a personas con parálisis cerebral. "Hace 55 años, cuando empezamos con este proyecto, nadie podía imaginar que llegaríamos hasta donde estamos hoy. Atendemos a más de 200 usuarios y contamos con 110 profesionales. Nadie imaginaba que la fuerza y el entusiasmo de unos padres que luchan por el bien de sus hijos podrían llegar tan lejos. Esa es una fuerza imparable. Como siempre digo, las barreras por grandes que sean, las saltamos", expresó el presidente del colectivo, Rafael Evaristo Pedregal.

El premio, dotado de 50.000 euros y convocado por el empresario asturmexicano Carlos Casanueva Varas y la Asociación Iberoamericana de la Comunicación (Asicom) en colaboración con la Universidad de Oviedo, da a Aspace "nuevas energías para seguir prestando más y mejores atenciones", según dijo Pedregal. En la ceremonia, celebrada en la capilla del Edificio Histórico de la Universidad, estuvo presente el propio Casanueva, quien recordó a su esposa difunta, en honor a la que hace un año se constituyó el galardón.

El empresario se comprometió a seguir peleando para que "los lazos de México y Asturias se fortalezcan y se mantengan unidos para siempre". Al acto asistieron también el rector, Santiago García Granda; el presidente de Asicom, Carlos Fernández Collado; la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez; el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el hijo y la nuera de Carlos Casanueva, además de otras autoridades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído