04 de octubre de 2019
04.10.2019

Los expertos piden una "gestión técnica y despolitizada" frente al declive demográfico

El geógrafo Rafael Puyol reclama "estrategias y actuaciones inmediatas", mientras su colega Felipe Fernández no cree en "medidas aisladas"

04.10.2019 | 01:03
De izquierda a derecha, Rafael Puyol, Felipe Fernández y Jacobo Blanco, ayer en el salón de actos de la biblioteca pública de Oviedo, en el Fontán, antes del inicio de la conferencia sobre demografía.

La lucha contra el declive demográfico requiere de "luces largas y no cortas". Con esta expresión tan gráfica, el geógrafo Rafael Puyol, exrector de la Universidad Complutense de Madrid, defendió que la gestión para afrontar los retos de la caída de la caída de natalidad, la pérdida de población y el envejecimiento requiere de una gestión alejada de las servidumbres temporales que impone la política. "Debería estar en manos de técnicos y despolitizada", reclamó Puyol durante su intervención en la conferencia "Desafíos demográficos: Explorando respuestas a la complejidad de un síntoma", que organizó ayer el Colegio Oficial de Ciencias Políticas de Asturias en el marco del IV Foro de Pensamiento Social "Asturias ante desafíos de futuro".

"¿Puede desempeñar ese papel el comisionado frente al reto demográfico, recién nombrado en Asturias?", planteó el sociólogo Jacobo Blanco. Rafael Puyol puso como ejemplo de esa "gestión técnica y despolitizada" una experiencia que "ha dado resultado, la de las Tierras Altas, en Escocia", un planteamiento que compartió, sin concesión alguna a la duda, el geógrafo Felipe Fernández, catedrático del departamento de Geografía de la Universidad de Oviedo y coordinador del Plan Demográfico de Asturias 2017-2027, aprobado por el Parlamento regional en la pasada legislatura. El plan escocés "fue dotado generosamente, no había políticos", recalcó Puyol quien manifestó su convicción en que la creación de un órgano "que pueda actuar en el territorio con total independencia del poder político sería un instrumento conveniente para lograr la revitalización que se pretende".

El análisis de la situación demográfica regional es sobradamente conocido. "Asturias tiene los mismos problemas que España pero mucho más agravados", subrayó Puyol. Y la situación irá a peor: entre los años 2000 y 2018 se perdieron en Asturias 66.000 mujeres; el número de potenciales madres se va reducir en un 30 por ciento y la edad media de la madre primeriza está ya por encima de los 32 años. "Los hijos tardíos suponen también familias pequeñas", apuntaron los expertos.

"Recetas distintas"

Rafael Puyol hizo hincapié "en la necesidad de estrategias para que la población no siga decayendo" mientras Felipe Fernández destacó las potencialidades del Plan Demográfico regional: "Tiene 216 acciones concretas, cada una con su partida presupuestaria y con un seguimiento periódico, Consejería por Consejería". Fernández recalcó asimismo que no cree "en medidas aisladas y sí, en cambio, en que cada zona de Asturias requiere recetas distintas, habría que hacer subplanes demográficos".

Ese plan, tras el parón de las elecciones autonómicas, está en barbecho. Puyol puso el dedo en la llaga en la parte final de su intervención: "Tenemos muchos análisis, pero necesitamos actuaciones inmediatas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído