10 de octubre de 2019
10.10.2019

Ambulancias, la mano amiga en la peor situación

La Academia de Medicina premia hoy a Transportes Integrales Sanitarios de Asturias por humanizar el trato a los pacientes

10.10.2019 | 00:54
Un técnico de ambulancias ayuda a un hombre mayor.

Los técnicos de ambulancias suelen aparecer en los momentos más críticos y delicados de las vidas de las personas: cuando se ha sufrido un accidente, se desata una enfermedad repentina que amenaza la vida o se tiene que acudir a una consulta oncológica, por poner solo unos ejemplos. Son los momentos del mayor fragilidad del ser humano, cuando éste precisa de una mano amiga que proteja, de confianza y ánimo para salir del envite. En Transportes Integrales Sanitarios de Asturias (Transinsa), donde trabajan 460 técnicos de ambulancias, se han tomado tan en serio la necesidad de humanizar el trato con el paciente que la Real Academia de Medicina y Cirugía de Asturias les entregará esta tarde, en el salón de actos del Colegio de Médicos, el II Premio a la Humanización de la Asistencia Sanitaria.

La directora de Transinsa, María Fernández, expresaba ayer el orgullo con el que reciben este premio. "Ha supuesto un inmenso acicate, lo recibimos con una enorme ilusión, porque reconoce la labor de los técnicos de transporte sanitario que están todo el día en la calle, los 365 días del año", indicó Fernández. La directora explicó que el proyecto de medidas de humanización en la asistencia se puso en marcha hace año y medio, en 2018, buscando "la excelencia en el trato". El principio por el que se rigen estos profesionales lo resumió la directora en una frase: "No podemos curar, pero sí cuidar". No solo se trata de cuidar la cortesía y la amabilidad hacia el paciente, sino de dar un paso más allá, como ayudar a aquellos que tiene limitaciones en la movilidad, como las personas mayores, o jugar casi el papel de psicólogos a la hora de tranquilizar a las personas que tienen que acudir diálisis o a recibir quimioterapia. "Son situaciones francamente complicadas, y no hablamos solo de situaciones de urgencia vital. Hay pacientes que tienen que acudir a citas oncológicas que les generan una gran intranquilidad y ahí estamos nosotros para que las afronten con confianza y entereza", señaló María Fernández. Dentro del sistema de medidas aplicadas, tiene gran importancia el papel de los "agentes de humanización", voluntarios que plantean mejoras y transmiten esta filosofía entre sus compañeros.

George Contreras

Transinsa, además, ha organizado para los días 8 y 9 de noviembre el primer Congreso de humanización del transporte sanitario, que contará con técnicos de todo el país y además un paramédico que participó en el dispositivo para atender las emergencias del 11-S de Nueva York, George Contreras, quien en alguna ocasión ha resaltado la importancia de la preparación psíquica de estos profesionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído